Ofrendas de cereal (2,1-16)
Ofrendas de harina cruda


1
Cuando alguien presente una ofrenda de cereal al Señor, su ofrenda será de flor de harina, sobre la que se echará aceite y se pondrá incienso.
2
La presentará luego a los sacerdotes aaronitas;
entonces el sacerdote tomará un puñado de flor de harina con el aceite y con todo el incienso y lo quemará sobre el altar como una porción simbólica;
ofrenda de olor grato para el Señor.
3
Lo que resta de la ofrenda de cereal será para Aarón y sus descendientes;
es la porción más sagrada de las ofrendas que se queman para el Señor.


Ofrendas cocidas

4
Cuando presentes una ofrenda de cereal cocida al horno, esta será de tortas de flor de harina sin levadura, amasadas con aceite, y de hojaldres sin levadura untados con aceite.
5
Si tu ofrenda de cereal está preparada a la plancha, deberá ser de flor de harina sin levadura, amasada con aceite;
6
la partirás en trozos y echarás aceite sobre ella, pues es una ofrenda de cereal.
7
Si lo que presentas es una ofrenda de cereal preparada en cazuela, deberá ser de flor de harina con aceite.
8
Traerás al Señor la ofrenda de cereal así preparada y la presentarás al sacerdote, quien la llevará al altar.
9
El sacerdote tomará de aquella ofrenda de cereal una porción simbólica y la quemará sobre el altar como ofrenda de olor grato para el Señor.
10
Lo que reste de esta ofrenda de cereal será para Aarón y sus descendientes;
es la porción más sagrada de las ofrendas que se queman para el Señor.


Sobre el uso de la levadura, la miel y la sal

11
Toda ofrenda de cereal que ofrezcáis al Señor se hará sin levadura, porque nada que contenga levadura o miel se ha de quemar en ofrenda para el Señor.
12
podrás ofrecerla como ofrenda de primicias para el Señor;
pero no la pondrás sobre el altar como ofrenda de olor grato para el Señor.
13
Sazonarás con sal toda ofrenda de cereal que presentes y no dejarás que la sal de la alianza de tu Dios falte jamás en tus ofrendas;
todas tus ofrendas estarán sazonadas con sal.


Primicias

14
Cuando presentes al Señor una ofrenda de las primicias del cereal, la ofrenda deberá ser de grano nuevo, molido y tostado al fuego.
15
Y pondrás aceite e incienso sobre ella, pues es una ofrenda de cereal.
16
Como porción simbólica el sacerdote quemará una parte del grano desmenuzado junto con el aceite y con todo el incienso, pues es una ofrenda para el Señor.