1
Roboán llegó a Jerusalén y movilizó a las familias de Judá y de Benjamín, ciento ochenta mil guerreros selectos en total, para hacer la guerra contra Israel y así recuperar el reino.
2
Pero la palabra del Señor vino a Semaías, hombre de Dios, y le dio este mensaje:
3
«Diles a Roboán hijo de Salomón, rey de Judá, y a todos los israelitas que están en Judá y en Benjamín,
4
que así dice el Señor: “No vayáis a luchar contra vuestros hermanos.
Regrese cada uno a su casa, porque es mi voluntad que esto haya sucedido.” » Y ellos obedecieron las palabras del Señor y desistieron de marchar contra Jeroboán.


Roboán fortifica las ciudades de Judá

5
Roboán se estableció en Jerusalén y fortificó las siguientes ciudades de Judá:
6
Belén, Etam, Tecoa,
7
Betsur, Soco, Adulán,
8
Gat, Maresá, Zif,
9
Adorayin, Laquis, Azeca,
10
Zora, Ayalón y Hebrón.
Estas ciudades fueron fortificadas en Judá y en Benjamín.
11
Roboán nombró gobernantes, reforzó las fortificaciones, almacenó en ellas víveres, aceite y vino,
12
y las armó a todas con escudos y lanzas.
Así fortificó completamente todas las ciudades y quedó en posesión de Judá y de Benjamín.


Los sacerdotes y los levitas apoyan a Roboán

13
De todas las regiones de Israel llegaron sacerdotes y levitas para unirse a Roboán.
14
Los levitas abandonaron sus campos de pastoreo y demás posesiones para irse a Judá y a Jerusalén, ya que Jeroboán y sus hijos les habían impedido ejercer el sacerdocio del Señor.
15
En su lugar, Jeroboán había nombrado sacerdotes para los *santuarios paganos y para el culto a los machos cabríos y a los becerros que había mandado hacer.
16
Tras los levitas se fue gente de todas las tribus de Israel que con todo el *corazón buscaba al Señor, Dios de Israel.
Llegaron a Jerusalén para ofrecer sacrificios al Señor, Dios de sus antepasados.
17
Así consolidaron el reino de Judá, y durante tres años apoyaron a Roboán hijo de Salomón y siguieron el buen ejemplo de David y Salomón.


Esposas e hijos de Roboán

18
Roboán se casó con Majalat hija de Jerimot, el hijo de David y de Abijaíl, hija de Eliab y nieta de Isaí.
19
Los hijos que ella le dio fueron Jeús, Semarías y Zaján.
20
Después se casó con Macá hija de Absalón.
Los hijos que ella le dio fueron Abías, Atay, Ziza y Selomit.
21
Roboán amó a Macá hija de Absalón más que a sus otras esposas y concubinas.
En total, tuvo dieciocho esposas y sesenta concubinas, y fue padre de veintiocho hijos y de sesenta hijas.
22
Roboán puso como jefe de sus hermanos a Abías hijo de Macá, pues tenía la intención de hacerlo rey.
23
Y actuó con astucia, pues a sus otros hijos les dio víveres en abundancia, les consiguió muchas esposas y los dispersó por todo el territorio de Judá y de Benjamín y por todas las ciudades fortificadas.