David y Mefiboset

1
El rey David averiguó si había alguien de la familia de Saúl a quien pudiera beneficiar en memoria de Jonatán,
2
y como la familia de Saúl había tenido un administrador que se llamaba Siba, mandaron a llamarlo.
Cuando Siba se presentó ante David, éste le preguntó:
—¿EresSiba?
—A tus órdenesrespondió.
3
—¿No queda nadie de la familia de Saúl a quien yo pueda beneficiar en el *nombre de Dios? —volvió a preguntar el rey.
—Sí.
Todavía le queda a Jonatán un hijo que está tullido de ambos pies —le respondió Siba.
4
— ¿Y dónde está?
—En Lo Debar;
vive en casa de Maquir hijo de Amiel.
5
Entonces el rey David mandó a buscarlo a casa de Maquir hijo de Amiel, en Lo Debar.
6
Cuando Mefiboset, que era hijo de Jonatán y nieto de Saúl, estuvo en presencia de David, se inclinó ante él rostro en tierra.
—¿EresMefiboset? —le preguntó David.
—A tus órdenesrespondió.
7
No temas, pues en memoria de tu padre Jonatán he decidido beneficiarte.
Voy a devolverte todas las tierras que pertenecían a tu abuelo Saúl, y de ahora en adelante te sentarás a mi mesa.
8
Mefiboset se inclinó y dijo:
—¿Y quién es este tu siervo, para que te fijes en él? ¡Si no valgo más que un *perro muerto!
9
Pero David llamó a Siba, el administrador de Saúl, y le dijo:
Todo lo que pertenecía a tu amo Saúl y a su familia se lo entrego a su nieto Mefiboset.
10
Te ordeno que cultives para él la tierra y guardes la cosecha para el sustento de su casa.
Que te ayuden tus quince hijos y tus veinte criados.
En cuanto al nieto de tu amo, siempre comerá a mi mesa.
11
—Yo estoy para servirte.
Haré todo lo que me mandesrespondió Siba.
A partir de ese día Mefiboset se sentó a la mesa de David como uno más de los hijos del rey.
12
Toda la familia de Siba estaba al servicio de Mefiboset, quien tenía un hijo pequeño llamado Micaías.
13
Tullido de ambos pies, Mefiboset vivía en Jerusalén, pues siempre se sentaba a la mesa del rey.