Cuarta visión y advertencias

1
El Señor omnipotente me mostró en una visión una canasta de fruta madura,
2
y me preguntó:
—¿Qué ves, Amós?
—Una canasta de fruta madurarespondí.
Entonces el Señor me dijo:
—Ha llegado el tiempo de que Israel caiga como fruta madura;
no volveré a perdonarlo.
3
»En aquel díaafirma el Señor omnipotente—, las canciones del palacio se volverán lamentos.
¡Muchos serán los cadáveres tirados por todas partes! ¡Silencio!
4
Oíd esto, los que pisoteáis a los necesitados
y extermináis a los pobres de la tierra.
5
Vosotros decís:
«¿Cuándo pasará la fiesta de la Luna Nueva
para que podamos vender grano,
o el día de reposo
para que pongamos a la venta el trigo
Vosotros buscáis
achicar la medida
y aumentar el precio,
falsear las balanzas
6
y vender los deshechos del trigo,
comprar al desvalido por dinero,
y al necesitado, por un par de sandalias.
7
Jura el Señor por el orgullo de Jacob: «Jamás olvidaré nada de lo que han hecho.
8
»¿Y con todo esto no temblará la tierra?
¿No se enlutarán sus habitantes?
Subirá la tierra entera como el Nilo;
se agitará y bajará,
como el río de Egipto.
9
»En aquel díaafirma el Señor omnipotente—,
»haré que el sol se ponga al mediodía,
y que en pleno día la tierra se oscurezca.
10
Convertiré en luto vuestras fiestas religiosas,
y en cantos fúnebres todas vuestras canciones.
Os vestiré de luto
y os afeitaré la cabeza.
Será como si lloraseis la muerte de un hijo único,
y terminaréis el día en amargura.
11
»Vienen díasafirma el Señor omnipotente—,
en que enviaré hambre al país;
no será hambre de pan ni sed de agua,
sino hambre de oír las palabras del Señor.
12
La gente vagará sin rumbo de mar a mar;
andarán errantes del norte al este,
buscando la palabra del Señor,
pero no la encontrarán.
13
»En aquel día se desmayarán de sed
las jóvenes hermosas y los jóvenes fuertes.
14
Y caerán para no levantarse jamás
los que juran por la culpa de Samaria,
los que dicen: “¡Por la vida de tu dios, oh Dan!
¡Por la vida de tu dios, Berseba!” »