Protección de la propiedad

1
»Si alguien roba un toro o una oveja, y los mata o los vende, deberá devolver cinco cabezas de ganado por el toro, y cuatro ovejas por la oveja.
2
»Si a alguien se le sorprende robando, y se le mata, su muerte no se considerará homicidio.
3
»Si se mata al ladrón a plena luz del día, su muerte se considerará homicidio.
»El ladrón está obligado a restituir lo robado.
Si no tiene con qué hacerlo, será vendido para restituir lo robado.
4
»Si el animal robado se halla en su poder y todavía con vida, deberá restituirlo doble, ya sea que se trate de un toro, un asno o una oveja.
5
»Si alguien apacienta su ganado en un campo o en una viña, y por dejar a sus animales sueltos ellos pastan en campo ajeno, el dueño del animal deberá reparar el daño con lo mejor de su cosecha.
6
»Si se prende fuego en pasto seco, y el fuego se propaga y quema algún trigal, o el trigo ya apilado, o algún campo sembrado, el que haya comenzado el fuego deberá reparar el daño.
7
»Si alguien deja dinero o bienes en la casa de un amigo, y esos bienes le son robados, el ladrón deberá devolver el doble, en caso de que lo atrapen.
8
»Si no se atrapa al ladrón, el dueño de la casa deberá comparecer ante los jueces para que se determine si él se apropió de los bienes del otro.
9
»En todos los casos de posesión ilegal, las dos partes deberán llevar el asunto ante los jueces.
El que sea declarado culpable deberá restituir el doble a su prójimo, ya sea que se trate de un toro, o de un asno, o de una oveja, o de ropa, o de cualquier otra cosa perdida que alguien reclame como de su propiedad.
10
»Si alguien deja al cuidado de algún amigo suyo un asno, un toro, una oveja, o cualquier otro animal, y el animal muere, o sufre algún daño, o es robado sin que nadie lo vea,
11
el amigo del dueño jurará ante el Señor no haberse adueñado de la propiedad de su amigo.
El dueño deberá aceptar ese juramento, y el amigo no deberá restituirle nada.
12
»Si el animal le fue robado al amigo, éste deberá indemnizar al dueño.
13
»Si el animal fue despedazado por una fiera, el amigo no tendrá que indemnizar al dueño si presenta como evidencia los restos del animal.
14
»Si alguien pide prestado un animal de algún amigo suyo, y el animal sufre algún daño, o muere, no estando presente su dueño, el que lo pidió prestado deberá restituirlo.
15
»Si el dueño del animal estaba presente, el que pidió prestado el animal no tendrá que pagar nada.
»Si el animal fue alquilado, el precio del alquiler cubrirá la pérdida.


Responsabilidades sociales

16
»Si alguien seduce a una mujer virgen que no esté comprometida para casarse, y se acuesta con ella, deberá pagarle su precio al padre y tomarla por esposa.
17
Aun si el padre se niega a entregársela, el seductor deberá pagar el precio establecido para las vírgenes.
18
»No dejes con vida a ninguna hechicera.
19
»Todo el que tenga relaciones sexuales con un animal será condenado a muerte.
20
»Todo el que ofrezca sacrificios a otros dioses, en vez de ofrecérselos al Señor, será condenado a muerte.
21
»No maltrates ni oprimas a los extranjeros, pues también tú y tu pueblo fuisteis extranjeros en Egipto.
22
»No explotes a las viudas ni a los huérfanos,
23
porque si tú y tu pueblo lo hacéis, y ellos me piden ayuda, yo te aseguro que atenderé a su clamor:
24
arderá mi furor y os mataré a vosotros a filo de espada.
¡Y vuestras mujeres se quedarán viudas, y vuestros hijos se quedarán huérfanos!
25
»Si uno de vosotros presta dinero a algún necesitado de mi pueblo, no deberá tratarlo como los prestamistas ni le cobrará intereses.
26
»Si alguien toma en prenda el manto de su prójimo, deberá devolvérselo al caer la noche.
27
Ese manto es lo único que tiene para abrigarse;
no tiene otra cosa sobre la cual dormir.
Si se queja ante mí, yo atenderé su clamor, pues soy un Dios compasivo.
28
»No blasfemes nunca contra Dios, ni maldigas al jefe de tu pueblo.
29
»No te demores en presentarme las ofrendas de tus graneros y de tus lagares.
»El primogénito de tus hijos será para mí.
30
»También serán para mí los primogénitos de tus toros y de tus ovejas.
Los dejarás con sus madres siete días, pero al octavo día me los entregarás.
31
»Vosotros seréis mi pueblo *santo.
»No comeréis la carne de ningún animal que haya sido despedazado por las fieras.
Esa carne se la echaréis a los perros.