División de la tierra

1
» ”Cuando por sorteo os repartáis la tierra como herencia, deberéis reservar una porción de terreno, la cual será consagrada al Señor.
Esta porción santa será de doce mil quinientos metros de largo por diez mil de ancho.
Todo este territorio será *santo.
2
De allí se adjudicará para el santuario un terreno cuadrado de doscientos cincuenta metros por lado.
Además, alrededor de ese terreno se reservará un espacio libre de veinticinco metros de ancho.
3
En esa sección reservada apartarás una parcela de doce mil quinientos metros de largo por cinco mil de ancho, donde estará el santuario, el Lugar Santísimo.
4
Ésta será la porción santa de tierra para los sacerdotes que sirven en el santuario y que se acercan para servir al Señor.
Allí construirán sus casas, y también el santuario del Señor.
5
Además, a los levitas que sirven en el templo se les adjudicará un espacio de doce mil quinientos metros de largo por cinco mil de ancho, para que tengan ciudades donde vivir.
6
Y como territorio para la ciudad se asignará, junto a la sección reservada para el santuario, un espacio de dos mil quinientos metros de ancho por doce mil quinientos de largo.
Este terreno pertenecerá a todo el pueblo de Israel.
7
» ”Al príncipe se le asignará una porción de tierra a ambos lados de la sección reservada para el santuario y de la sección reservada para la ciudad.
Por el lado oeste se extenderá hacia el oeste, y hacia el este por el lado oriental.
Su longitud de este a oeste será igual a la de los terrenos asignados a una de las tribus.
8
Esta tierra será su posesión en Israel;
así mis príncipes no volverán a oprimir a mi pueblo, sino que dejarán que las tribus de Israel ocupen la tierra.
9
» ”Así dice el Señor omnipotente: ¡Basta ya, príncipes de Israel! ¡Abandonad la violencia y la explotación! ¡Practicad el derecho y la justicia! ¡Dejad de extorsionar a mi pueblo! Lo afirma el Señor.
10
¡Usad balanzas justas, y pesas y medidas exactas!
11
Para sólidos y líquidos usaréis la misma unidad de medida.
El jómer de doscientos veinte litros servirá de patrón.
Un bato de líquido será igual a una décima de jómer, y un efa de granos será igual a una décima de jómer.
12
En cuanto a las medidas de peso: una mina será igual a veinte siclos, y un siclo será igual a veinte guerás.
13
» ”Ésta es la ofrenda especial que presentaréis: por cada jómer de trigo, la sexta parte de un efa;
por cada jómer de cebada, la sexta parte de un efa.
14
La medida para el aceite es la siguiente: por cada coro, la décima parte de un bato;
esto equivale a diez batos, y también a un jómer, ya que diez batos equivalen a un jómer.
15
» ”En cuanto a las ovejas, se tomará una de cada doscientas de los rebaños que pastan en las mejores praderas de Israel.
Éstas se usarán para las ofrendas de cereales, el *holocausto y el sacrificio de *comunión, a fin de hacer *expiación por ellosafirma el Señor—.
16
Todo el pueblo estará obligado a contribuir para esta ofrenda especial del príncipe de Israel.
17
Pero en las fiestas, lunas nuevas y *sábados, y en todas las fiestas señaladas en el pueblo de Israel, al príncipe le corresponderá proveer los holocaustos, las ofrendas de cereales y las libaciones.
Deberá también proveer la ofrenda por el pecado, las ofrendas de cereales, el holocausto y los sacrificios de comunión, para hacer expiación por los pecados de Israel.
18
» ”Así dice el Señor omnipotente: El día primero del mes primero tomarás un ternero sin defecto y lo ofrecerás como sacrificio para *purificar de pecado al templo.
19
De la ofrenda por el pecado el sacerdote tomará un poco de sangre y la pondrá sobre los postes de la puerta del templo, en las cuatro esquinas del zócalo superior del altar, y en los postes de la puerta del atrio interior.
20
Lo mismo harás el día siete del mes con todo el que haya pecado sin intención o por ignorancia.
Así el templo quedará purificado.
21
» ”El día catorce del mes primero deberás celebrar la fiesta de la Pascua.
Durante siete días comerás pan sin levadura.
22
Ese día el príncipe deberá ofrecer un ternero como sacrificio por su pecado y el de todo el pueblo.
23
Y cada día, durante los siete días de la fiesta, el príncipe deberá ofrecer en holocausto al Señor siete terneros y siete carneros sin defecto.
Además, cada día ofrecerá un macho cabrío como sacrificio por el pecado.
24
También ofrecerá, como ofrenda de cereal, un efa por cada ternero, un efa por cada carnero, y un hin de aceite por cada efa.
25
» ”Durante los siete días de la fiesta, que comienza el día quince del mes séptimo, el príncipe deberá proveer lo mismo para el sacrificio por el pecado, el holocausto y las ofrendas de cereales y de aceite.