Muerte de Sara

1
Sara vivió ciento veintisiete años,
2
y murió en Quiriat Arbá, es decir, en la ciudad de Hebrón, en la tierra de Canaán.
Abraham hizo duelo y lloró por ella.
3
Luego se retiró de donde estaba la difunta y fue a proponer a los hititas lo siguiente:
4
Entre vosotros yo soy un extranjero;
no obstante, quiero pediros que me vendáis un sepulcro para enterrar a mi esposa.
5
Los hititas le respondieron:
6
Escúchanos, señor;
eres un príncipe poderoso entre nosotros.
Sepulta a tu esposa en el mejor de nuestros sepulcros.
Ninguno de nosotros te negará su tumba para que puedas sepultar a tu esposa.
7
Abraham se levantó, hizo una reverencia ante los hititas del lugar,
8
y les dijo:
—Si os parece bien que yo entierre aquí a mi difunta, os ruego que intercedáis ante Efrón hijo de Zojar
9
para que me venda la cueva de Macpela, que está en los linderos de su campo.
Decidle que me la venda en su justo precio, y así tendré entre vosotros un sepulcro para mi familia.
10
Efrón el hitita, que estaba sentado allí entre su gente, le respondió a Abraham en presencia de todos ellos y de los que pasaban por la *puerta de su ciudad:
11
—No, señor mío, escúchame bien: yo te regalo el campo, y también la cueva que está en él.
Los hijos de mi pueblo son testigos de que yo te los regalo.
Entierra a tu esposa.
12
Una vez más, Abraham hizo una reverencia ante la gente de ese lugar,
13
y en presencia de los que allí estaban le dijo a Efrón:
Escúchame, por favor.
Yo insisto en pagarte el precio justo del campo.
Acéptalo, y así yo podré enterrar allí a mi esposa.
14
Efrón le contestó a Abraham:
15
Señor mío, escúchame.
El campo vale cuatrocientas monedas de plata.
¿Qué es eso entre nosotros? Vete tranquilo y entierra a tu esposa.
16
Abraham se puso de acuerdo con Efrón, y en presencia de los hititas le pagó lo convenido: cuatrocientas monedas de plata, moneda corriente entre los comerciantes.
17
Así fue como el campo de Efrón, que estaba en Macpela, cerca de Mamré, pasó a ser propiedad de Abraham, junto con la cueva y todos los árboles que estaban dentro de los límites del campo.
18
La transacción se hizo en presencia de los hititas y de los que pasaban por la puerta de su ciudad.
19
Luego Abraham sepultó a su esposa Sara en la cueva del campo de Macpela que está cerca de Mamré, es decir, en Hebrón, en la tierra de Canaán.
20
De esta manera, el campo y la cueva que estaba en él dejó de ser de los hititas y pasó a ser propiedad de Abraham para sepultura.