Jacob vuelve a Betel

1
Dios le dijo a Jacob: «Ponte en marcha, y vete a vivir a Betel.
Erige allí un altar al Dios que se te apareció cuando escapabas de tu hermano Esaú
2
Entonces Jacob dijo a su familia y a quienes lo acompañaban: «Deshaceos de todos los dioses extraños que tengáis con vosotros, purificaos y cambiaos de ropa.
3
Vámonos a Betel.
Allí construiré un altar al Dios que me socorrió cuando estaba yo en peligro, y que me ha acompañado en mi camino
4
Así que le entregaron a Jacob todos los dioses extraños que tenían, junto con los aretes que llevaban en las orejas, y Jacob los enterró a la sombra de la encina que estaba cerca de Siquén.
5
Cuando partieron, nadie persiguió a la familia de Jacob, porque un terror divino se apoderó de las ciudades vecinas.
6
Fue así como Jacob y quienes lo acompañaban llegaron a Luz, es decir, Betel, en la tierra de Canaán.
7
Erigió un altar y llamó a ese lugar El Betel, porque allí se le había revelado Dios cuando escapaba de su hermano Esaú.
8
Por esos días murió Débora, la nodriza de Rebeca, y la sepultaron a la sombra de la encina que se encuentra cerca de Betel.
Por eso Jacob llamó a ese lugar Elón Bacut.
9
Cuando Jacob regresó de Padán Aram, Dios se le apareció otra vez y lo bendijo
10
con estas palabras: «Tu *nombre es Jacob, pero ya no te llamarás así.
De aquí en adelante te llamarás Israel.» Y, en efecto, ese fue el nombre que le puso.
11
Luego Dios añadió: «Yo soy el Dios *Todopoderoso.
fecundo y multiplícate.
De ti nacerá una nación y una comunidad de naciones, y habrá reyes entre tus vástagos.
12
La tierra que les di a Abraham y a Isaac te la doy a ti, y también a tus descendientes
13
Y Dios se alejó del lugar donde había hablado con Jacob.
14
Jacob erigió una *estela de piedra en el lugar donde Dios le había hablado.
Vertió sobre ella una libación, y la ungió con aceite,
15
y al lugar donde Dios le había hablado lo llamó Betel.


Muerte de Raquel y de Isaac

16
Después partieron de Betel.
Cuando todavía estaban lejos de Efrata, Raquel dio a luz, pero tuvo un parto muy difícil.
17
En el momento más difícil del parto, la partera le dijo: «¡No temas;
estás por tener otro varón
18
No obstante, ella se estaba muriendo, y en sus últimos suspiros alcanzó a llamar a su hijo Benoní, pero Jacob, su padre, le puso por *nombre Benjamín.
19
Así murió Raquel, y la sepultaron en el camino que va hacia Efrata, que es Belén.
20
Sobre la tumba Jacob erigió una estela, que hasta el día de hoy señala el lugar donde Raquel fue sepultada.
21
Israel siguió su camino y acampó más allá de Migdal Edar.
22
Mientras vivía en esa región, Rubén fue y se acostó con Bilhá, la concubina de su padre.
Cuando Israel se enteró de esto, se enojó muchísimo.
Jacob tuvo doce hijos:
23
Los hijos de Lea fueron Rubén, que era el primogénito de Jacob, Simeón, Leví, Judá, Isacar y Zabulón.
24
Los hijos de Raquel fueron José y Benjamín.
25
Los hijos de Bilhá, la esclava de Raquel, fueron Dan y Neftalí.
26
Los hijos de Zilpá, la esclava de Lea, fueron Gad y Aser.
Éstos fueron los hijos que tuvo Jacob en Padán Aram.
27
Jacob volvió a la casa de su padre Isaac en Mamré, cerca de Quiriat Arbá, es decir, Hebrón, donde también habían vivido Abraham e Isaac.
28
Isaac tenía ciento ochenta años
29
cuando se reunió con sus antepasados.
Era ya muy anciano cuando murió, y lo sepultaron sus hijos Esaú y Jacob.