Salmos 130
Cántico de los *peregrinos.


1
A ti, Señor, elevo mi clamor
desde las profundidades del abismo.
2
Escucha, Señor, mi voz.
Estén atentos tus oídos a mi voz suplicante.
3
Si tú, Señor , tomaras en cuenta los pecados,
¿quién, Señor, sería declarado inocente?
4
Pero en ti se halla perdón,
y por eso debes ser temido.
5
Espero al Señor, lo espero con toda el *alma;
en su palabra he puesto mi esperanza.
6
Espero al Señor con toda el alma,
más que los centinelas la mañana.
Como esperan los centinelas la mañana,
7
así tú, Israel, espera al Señor.
Porque en él hay amor inagotable;
en él hay plena redención.
8
Él mismo redimirá a Israel
de todos sus pecados.