Salmos 145
Salmo de alabanza.
De David.


1
Te exaltaré, mi Dios y rey;
por siempre bendeciré tu *nombre.
2
Todos los días te bendeciré;
por siempre alabaré tu nombre.
3
Grande es el Señor, y digno de toda alabanza;
su grandeza es insondable.
4
Cada generación celebrará tus obras
y proclamará tus proezas.
5
Se hablará del esplendor de tu gloria y majestad,
y yo meditaré en tus obras maravillosas.
6
Se hablará del poder de tus portentos,
y yo anunciaré la grandeza de tus obras.
7
Se proclamará la memoria de tu inmensa bondad,
y se cantará con júbilo tu *victoria.
8
El Señor es clemente y compasivo,
lento para la ira y grande en amor.
9
El Señor es bueno con todos;
él se compadece de toda su creación.
10
Que te alaben, Señor, todas tus obras;
que te bendigan tus fieles.
11
Que hablen de la gloria de tu reino;
que proclamen tus proezas,
12
para que todo el mundo conozca tus proezas
y la gloria y esplendor de tu reino.
13
Tu reino es un reino eterno;
tu dominio permanece por todos los tiempos.
Fiel es el Señor a su palabra
y bondadoso en todas sus obras.
14
El Señor levanta a los caídos
y sostiene a los agobiados.
15
Los ojos de todos se posan en ti,
y a su tiempo les das su alimento.
16
Abres la mano y sacias con tus favores
a todo ser vivo.
17
El Señor es justo en todos sus *caminos
y bondadoso en todas sus obras.
18
El Señor está cerca de quienes lo invocan,
de quienes lo invocan de verdad.
19
Cumple los deseos de quienes le temen;
atiende a su clamor y los salva.
20
El Señor cuida a todos los que lo aman,
pero aniquilará a todos los impíos.
21
¡Prorrumpa mi boca en alabanzas al Señor!
¡Alabe todo el mundo su santo nombre,
por siempre y para siempre!