Salmos 80
Al director musical.
Sígase la tonada de «Los lirios del *pacto».
Salmo de Asaf.


1
*Pastor de Israel,
tú que guías a José como a un rebaño,
tú que reinas entre los *querubines, ¡escúchanos!
¡Resplandece
2
delante de Efraín, Benjamín y Manasés!
¡Muestra tu poder, y ven a salvarnos!
3
Restáuranos, oh Dios;
haz resplandecer tu rostro sobre nosotros,
y sálvanos.
4
¿Hasta cuándo, Señor, Dios *Todopoderoso,
arderá tu ira contra las oraciones de tu pueblo?
5
Por comida, le has dado pan de lágrimas;
por bebida, lágrimas en abundancia.
6
Nos has hecho motivo de contienda
para nuestros vecinos;
nuestros enemigos se burlan de nosotros.
7
Restáuranos, oh Dios Todopoderoso;
haz resplandecer tu rostro sobre nosotros,
y sálvanos.
8
De Egipto trajiste una vid;
expulsaste a los pueblos paganos, y la plantaste.
9
Le limpiaste el terreno,
y ella echó raíces y llenó la tierra.
10
Su sombra se extendía hasta las montañas,
su follaje cubría los más altos cedros.
11
Sus ramas se extendieron hasta el Mediterráneo
y sus renuevos hasta el Éufrates.
12
¿Por qué has derribado sus muros?
¡Todos los que pasan le arrancan uvas!
13
Los jabalíes del bosque la destruyen,
los animales salvajes la devoran.
14
¡Vuélvete a nosotros, oh Dios Todopoderoso!
¡Asómate a vernos desde el cielo
y brinda tus cuidados a esta vid!
15
¡Es la raíz que plantaste con tu diestra!
¡Es el vástago que has criado para ti!
16
Tu vid está derribada, quemada por el fuego;
a tu reprensión perece tu pueblo.
17
Bríndale tu apoyo al *hombre de tu diestra,
al *ser humano que para ti has criado.
18
Nosotros no nos apartaremos de ti;
reavívanos, e invocaremos tu *nombre.
19
Restáuranos, Señor, Dios Todopoderoso;
haz resplandecer tu rostro sobre nosotros,
y sálvanos.