Reinado de Ocozías

1
Los habitantes de Jerusalén proclamaron rey, en lugar de Joram, a su hijo menor, Ocozías, pues las bandas de salteadores que junto con los árabes habían invadido el campamento, habían matado a todos los hijos mayores de Joram, rey de Judá.
Así pues, Ocozías, hijo de Joram, rey de Judá, comenzó a reinar.
2
Tenía veintidós años cuando empezó a reinar, y reinó en Jerusalén un año.
Su madre se llamaba Atalía, y era descendiente de Omrí.
3-4
Y Ocozías también siguió los pasos de Ahab y su dinastía, pues su madre le daba malos consejos, y por causa de sus relaciones familiares con la casa de Ahab, sus hechos fueron malos a los ojos del Señor.
Ellos, en efecto, fueron sus consejeros después de la muerte de su padre, y lo llevaron a la ruina.
5
Por seguir sus consejos, Ocozías se alió con Joram, hijo de Ahab y rey de Israel, para pelear en Ramot de Galaad contra Hazael, rey de Siria.
Pero los sirios hirieron a Joram,
6
y éste regresó a Jezreel para curarse de las heridas que le habían hecho en Ramot durante el combate contra Hazael, rey de Siria.
Entonces, como Joram estaba enfermo, Ocozías fue a Jezreel a visitarlo.


Jehú mata a Ocozías

7
Dios tenía dispuesto que Ocozías muriera al ir a visitar a Joram.
Apenas llegó, salió con Joram a encontrarse con Jehú, hijo de Nimsí.
Pero Dios había escogido a Jehú para que aniquilara a la familia de Ahab.
8
Cuando Jehú estaba haciendo justicia contra la familia de Ahab, encontró a los jefes de Judá y a los parientes de Ocozías, que estaban al servicio de éste, y los mató.
9
Mandó buscar también a Ocozías, que se había escondido en Samaria, y lo apresaron, se lo llevaron a Jehú y lo mataron.
Pero lo enterraron, teniendo en cuenta que era hijo de Josafat, quien había buscado sinceramente al Señor.
De esta manera no quedó nadie de la familia de Ocozías que fuera capaz de recuperar el poder real.


Atalía usurpa el trono

10
Cuando Atalía, madre de Ocozías, supo que su hijo había muerto, fue y exterminó a toda la familia real de Judá.
11
Pero Joseba, hija del rey Joram, apartó a Joás, hijo de Ocozías, de los otros hijos del rey a los que estaban matando, y lo escondió de Atalía, junto con su nodriza, en un dormitorio.
Así que no lo mataron.
Esto lo hizo Joseba, hija del rey Joram, hermana de Ocozías y esposa del sacerdote Joiadá.
12
Y Joás estuvo escondido con ellas en el templo del Señor.
Mientras tanto, Atalía gobernó el país.