1
(2) »Si aparece entre ustedes un profeta o visionario y les anuncia una señal o un prodigio,
2
(3) en caso de que se cumpla lo que les había anunciado y les diga: “¡Vamos y sigamos a otros dioses que ustedes no conocen;
vamos a rendirles culto!”,
3
(4) no le hagan caso.
Porque el Señor su Dios quiere ponerlos a prueba para saber si ustedes lo aman con todo su corazón y con toda su alma.
4
(5) Sigan y honren sólo al Señor su Dios;
cumplan sus mandamientos, escuchen su voz y ríndanle culto;
vivan unidos a él.
5
(6) Y ese profeta o visionario será condenado a muerte por haberles aconsejado rebelarse contra el Señor su Dios, que los libró de la esclavitud a que estaban sometidos en Egipto, y por tratar de que ustedes se apartaran del camino que el Señor su Dios les ha ordenado seguir.
Así acabarán con el mal que haya entre ustedes.
6
(7) »Si aun tu propio hermano, o tu hijo, o tu hija, o tu esposa amada, o tu más íntimo amigo, te empuja en secreto a dar culto a otros dioses que ni tú ni tus padres conocieron,
7
(8) como son los dioses de los pueblos que, cercanos o lejanos, los rodean de un extremo al otro de la tierra,
8
(9) no te sometas a sus deseos ni le hagas caso;
ni siquiera tengas compasión de él;
no le tengas lástima, ni lo encubras;
9
(10) al contrario, mátalo.
Y tú serás el primero en levantar la mano contra él, y después de ti hará lo mismo todo el pueblo.
10
(11) Apedréalo hasta que muera, por haber querido apartarte del Señor tu Dios, que te sacó de Egipto, donde eras esclavo.
11
(12) De esta manera todo Israel lo sabrá y tendrá miedo de volver a cometer una maldad como ésta.
12
(13) »Si en alguna de las ciudades que el Señor su Dios les ha dado para vivir llegan a saber que han aparecido
13
(14) hombres que desobedecen a Dios y descarrían a los habitantes de esa ciudad, empujándolos a rendir culto a dioses desconocidos,
14
(15) deberán ustedes investigar bien el asunto.
Y si resulta que los rumores son ciertos y que se ha cometido entre ustedes cosa tan despreciable,
15
(16) entonces matarán a filo de espada a los habitantes de esa ciudad y a todos sus animales, y destinarán a la destrucción todo lo que haya en ella.
16
(17) Juntarán todas sus riquezas en el centro de la plaza, y prenderán fuego a la ciudad y a todo lo que le hayan quitado al enemigo, destruyéndolo todo como ofrenda quemada en honor del Señor su Dios.
Esa ciudad quedará para siempre convertida en un montón de ruinas, y nunca más será reconstruida.
17
(18) »No se queden ustedes con nada de lo que haya sido destinado a la destrucción, y el Señor nunca se enojará contra ustedes;
al contrario, tendrá compasión de ustedes y los hará crecer en número, tal como lo prometió a los antepasados de ustedes,
18
(19) siempre y cuando obedezcan al Señor su Dios y cumplan todos los mandamientos que yo les he dado hoy y hagan lo que es recto a sus ojos.