División del país entre las tribus

1-7
ȃsta es la lista de las tribus:
»Partiendo de la frontera norte, que va desde el Mediterráneo y pasa por Hetlón, la entrada de Hamat y Hasar-enán, al sur de los territorios de Damasco y Hamat, cada tribu recibirá una porción de territorio desde la frontera oriental hasta la occidental, en este orden:
Dan
Aser
Neftalí
Manasés
Efraín
Rubén
Judá
8
»En seguida vendrá el territorio que deberán reservar, y que se extiende también de oriente a occidente.
De ancho medirá doce kilómetros y medio, y de largo medirá lo mismo que miden los otros territorios de oriente a occidente.
En medio de él estará el templo.


El territorio consagrado al Señor

9
»La porción consagrada al Señor dentro de este territorio tendrá doce kilómetros y medio de largo por diez de ancho.
10
Dentro de esta porción habrá un terreno consagrado exclusivamente a los sacerdotes;
por el norte y por el sur medirá doce kilómetros y medio, y por el este y el oeste, cinco kilómetros.
En medio estará el templo del Señor.
11
Este terreno estará reservado a los sacerdotes consagrados al Señor, descendientes de Sadoc, que se encargaron de mi servicio y no siguieron a los demás israelitas cuando éstos se apartaron de mis caminos, como lo hicieron los levitas.
12
Por eso, dentro de la porción consagrada al Señor, junto al terreno de los levitas, los sacerdotes tendrán un terreno, que será la porción más sagrada.
13
Junto al terreno de los sacerdotes, los levitas tendrán el suyo, el cual medirá doce kilómetros y medio de largo por cinco de ancho.
La parte consagrada al Señor tendrá, pues, en total doce kilómetros y medio de largo por diez de ancho.
14
Ésta será la mejor porción del país.
Ninguna parte de ella se podrá vender o cambiar o pasar a otra persona, pues está consagrada al Señor.
15
»La porción restante, de doce kilómetros y medio de largo por dos y medio de ancho, no es sagrada.
Allí podrá vivir la gente y allí estarán los pastizales para el ganado.
En medio estará la ciudad,
16
que ocupará un cuadrado de dos mil doscientos cincuenta metros por lado.
17
Alrededor de la ciudad estarán los pastizales, los cuales tendrán ciento veinticinco metros de ancho en las cuatro direcciones.
18
A los lados de la ciudad queda un terreno junto a la porción consagrada al Señor, que tiene cinco kilómetros de largo por el oriente y otro tanto por el occidente.
Este terreno se cultivará, y sus productos servirán para alimentar a la gente que trabaja en la ciudad.
19
Los que trabajen en la ciudad, cualquiera que sea la tribu israelita a que pertenezcan, cultivarán ese terreno.
20
Todo el terreno así reservado, formado por la porción consagrada al Señor más lo que pertenece a la ciudad, formará un cuadrado de doce kilómetros y medio por lado.


El territorio para el gobernante

21-22
»Al gobernante le tocará el resto de la franja de territorio que queda entre los territorios de Judá y de Benjamín;
es decir, los terrenos situados a uno y otro lado de la porción reservada al Señor y del terreno de la ciudad.
Medirá doce kilómetros y medio de ancho, y se extenderá por el oriente hasta la frontera oriental, y por el occidente hasta el mar.
En el centro quedarán la porción reservada al Señor, con el templo, más la porción de los levitas y el terreno de la ciudad.


El territorio de las otras tribus

23-27
»El territorio de las otras tribus sigue hacia el sur.
Cada tribu recibirá una porción de territorio desde la frontera oriental hasta la occidental, en este orden:
Benjamín
Simeón
Isacar
Zabulón
Gad
28
»Al sur del territorio de Gad, la frontera irá desde Tamar, pasando por el oasis de Meribá-cadés y el arroyo de Egipto, hasta el mar Mediterráneo.
29
»Éste es el país que recibirán como herencia las tribus de Israel, y de esa manera deberán ustedes repartirlo.
Yo, el Señor, lo ordeno.


Las puertas de Jerusalén

30-34
»La ciudad estará rodeada de una muralla, que medirá dos mil doscientos cincuenta metros por cada uno de sus cuatro lados.
En cada lado de la muralla habrá tres puertas, cada una dedicada a una de las tribus de Israel, en este orden: Las puertas del norte: a Rubén, Judá y Leví;
las del oriente: a José, Benjamín y Dan;
las del sur: a Simeón, Isacar y Zabulón;
las de occidente: a Gad, Aser y Neftalí.
35
La muralla medirá en total nueve mil metros de largo, y el nombre de la ciudad será en adelante: “El Señor está aquí”.»