Job

1-2
¡Qué manera de ayudar al débil,
de salvar al que ya no tiene fuerzas!
3
¡Qué bien sabes dar consejos
e instruir al ignorante!
4
¿Con ayuda de quién has dicho esas palabras?
¿Quién te ha inspirado para hablar así?


Bildad

5
Los muertos, que habitan el mar profundo,
tiemblan de miedo en el fondo del mar.
6
El sepulcro, reino de la muerte,
no encierra misterios para Dios.
7
Dios extendió el cielo sobre el vacío
y colgó la tierra sobre la nada.
8
Él encierra el agua en las nubes
sin que las nubes revienten con el peso;
9
oscurece la cara de la luna
cubriéndola con una nube;
10
ha puesto el horizonte del mar
como límite entre la luz y las tinieblas.
11
Cuando Dios amenaza, tiemblan de miedo
los montes en que se apoya el cielo.
12
Con su fuerza dominó al mar;
con su habilidad derrotó al monstruo Rahab.
13
Con su soplo dejó el cielo despejado;
con su mano mató a la serpiente escurridiza.
14
Y esto no es más que una parte de sus obras;
lo que hemos oído es apenas un murmullo.
¿Quién podrá entender su trueno poderoso?