La oración de Jonás

1
(2) Entonces Jonás oró al Señor su Dios desde dentro del pez,
2
(3) diciendo:
«En mi angustia clamé a ti, Señor,
y tú me respondiste.
Desde las profundidades de la muerte
clamé a ti, y tú me oíste.
3
(4) Me arrojaste a lo más hondo del mar,
y las corrientes me envolvieron.
Las grandes olas que tú mandas
pasaban sobre mí.
4
(5) Llegué a sentirme echado de tu presencia;
pensé que no volvería a ver tu santo templo.
5
(6) Las aguas me rodeaban por completo;
me cubría el mar profundo;
las algas se enredaban en mi cabeza.
6
(7) Me hundí hasta el fondo de la tierra;
¡ya me sentía su eterno prisionero!
Pero tú, Señor, mi Dios,
me salvaste de la muerte.
7
(8) Al sentir que la vida se me iba,
me acordé de ti, Señor;
mi oración llegó a ti en tu santo templo.
8
(9) Los que siguen a los ídolos
dejan de serte leales;
9
(10) pero yo, con voz de gratitud,
te ofreceré sacrificios;
cumpliré las promesas que te hice.
¡Sólo tú, Señor, puedes salvar
10
(2.1) Entonces el Señor dispuso que el pez vomitara a Jonás en tierra firme.