Los habitantes de Jerusalén

1
Las autoridades de la nación se establecieron en Jerusalén;
y el resto del pueblo echó suertes para que una de cada diez familias fuera a vivir a Jerusalén, la ciudad santa, mientras que las otras nueve se quedarían en las demás poblaciones.
2
Luego el pueblo bendijo a todos los que voluntariamente se ofrecieron a vivir en Jerusalén.
3
A continuación figuran los jefes principales de los repatriados que establecieron su residencia en Jerusalén.
En las ciudades de Judá se establecieron los israelitas, los sacerdotes, los levitas, los sirvientes del templo y los descendientes de los sirvientes de Salomón, cada uno en su respectiva población y propiedad.
4
Algunos de Judá y Benjamín que se establecieron en Jerusalén fueron, por parte de Judá: Ataías, que era hijo de Ozías, que era hijo de Zacarías, que era hijo de Amarías, que era hijo de Sefatías, que era hijo de Mahalalel, descendiente de Fares;
5
y Maaseías, que era hijo de Baruc, que era hijo de Colhozé, que era hijo de Hazaías, que era hijo de Adías, que era hijo de Joiarib, que era hijo de Zacarías, que era hijo de Siloní.
6
El total de los descendientes de Fares que se quedaron a vivir en Jerusalén fue de cuatrocientos sesenta y ocho, todos ellos hombres de guerra.
7
Por parte de Benjamín: Salú, que era hijo de Mesulam, que era hijo de Joed, que era hijo de Pedaías, que era hijo de Colaías, que era hijo de Maaseías, que era hijo de Itiel, que era hijo de Isaías;
8
y sus hermanos Gabai y Salai.
En total: novecientos veintiocho.
9
Su jefe era Joel, hijo de Zicrí;
y Judá, hijo de Senuá, que era el segundo jefe de la ciudad.
10
De los sacerdotes: Jedaías, hijo de Joiarib, Jaquín,
11
y Seraías, hijo de Hilquías, que era hijo de Mesulam, que era hijo de Sadoc, que era hijo de Meraiot, que era hijo de Ahitub, el jefe principal del templo de Dios.
12
También sus compañeros, que trabajaban en el servicio del templo y eran ochocientos veintidós;
y Adaías, que era hijo de Jeroham, que era hijo de Pelalías, que era hijo de Amsí, que era hijo de Zacarías, que era hijo de Pashur, que era hijo de Malquías.
13
Sus parientes, jefes de familia, sumaban doscientos cuarenta y dos;
y Amasai, que era hijo de Azarel, que era hijo de Ahzai, que era hijo de Mesilemot, que era hijo de Imer.
14
Sus parientes, que eran hombres de guerra, sumaban ciento veintiocho personas, y su jefe era Zabdiel, hijo de Guedolim.
15
De los levitas: Semaías, que era hijo de Hasub, que era hijo de Azricam, que era hijo de Hasabías, que era hijo de Binuy;
16
Sabtai y Jozabad, que eran de los jefes de los levitas, estaban encargados de las obras fuera del templo de Dios;
17
Matanías, que era hijo de Micaías, que era hijo de Zabdí, que era hijo de Asaf, era el director del coro que cantaba la alabanza y la acción de gracias a la hora de la oración;
Bacbuquías, que era el segundo de la familia, y Abdá, que era hijo de Samúa, que era hijo de Galal, que era hijo de Jedutún.
18
El total de levitas que quedaron en la ciudad santa fue de doscientos ochenta y cuatro.
19
De los porteros: Acub, Talmón y sus parientes, que vigilaban las puertas ciento setenta y dos.
20
Los demás israelitas en general, y el resto de los sacerdotes y levitas, se instalaron en las otras poblaciones de Judá, cada uno en su propiedad;
21
aunque los sirvientes del templo, cuyos dirigentes eran Sihá y Guispá, se instalaron en Ofel.
22
El jefe de los levitas de Jerusalén era Uzí, que era hijo de Baní, que era hijo de Hasabías, que era hijo de Matanías, que era hijo de Micaías, de los descendientes de Asaf, los cuales dirigían los cantos en el servicio del templo de Dios,
23
pues el rey había dado órdenes acerca de los deberes diarios de los cantores.
24
El representante ante el rey para cualquier asunto civil, era Petahías, hijo de Mesezabel, que era descendiente de Zérah, hijo de Judá.


Lugares habitados además de Jerusalén

25
Algunos de la tribu de Judá se instalaron en Quiriat-arbá, Dibón, Jecabseel,
26
Josué, Moladá, Bet-pélet,
27
Hasar-sual, Beerseba,
28
Siclag, Meconá,
29
En-rimón, Sorá, Jarmut,
30
Zanóah, Adulam, Laquis y Azecá, con sus aldeas y campos respectivos.
Se establecieron desde Beerseba hasta el valle de Hinom.
31
Y los de la tribu de Benjamín se instalaron en Gueba, Micmás, Aías, Betel y sus aldeas;
32
también en Anatot, Nob, Ananías,
33
Hasor, Ramá, Guitaim,
34
Hadid, Seboím, Nebalat,
35
Lod, Onó, y en el valle de los Artesanos.
36
Además, a algunos de los levitas se les dieron terrenos en Judá y Benjamín.