El bastón de Aarón retoña

1
(16) El Señor se dirigió a Moisés y le dijo:
2
(17) «Ordena a los israelitas que cada uno de los jefes de tribu traiga un bastón, o sea doce bastones en total.
escribirás el nombre de cada uno en su bastón,
3
(18) y en el bastón correspondiente a la tribu de Leví escribirás el nombre de Aarón, pues debe haber un bastón por cada jefe de tribu.
4
(19) Los colocarás en la tienda del encuentro, frente al arca de la alianza, que es donde yo me encuentro con ustedes.
5
(20) Voy a hacer que retoñe el bastón de mi elegido, y así los israelitas no seguirán hablando mal de ustedes delante de mí.»
6
(21) Moisés dijo esto mismo a los israelitas, y cada uno de los jefes de tribu le dio un bastón, reuniendo así doce bastones en total.
Entre ellos estaba también el bastón de Aarón.
7
(22) Moisés colocó los bastones delante del Señor en la tienda de la alianza,
8
(23) y al día siguiente, cuando fue a la tienda, vio que el bastón de Aarón, correspondiente a la tribu de Leví, había retoñado: había echado retoños, y dado flores, y tenía almendras maduras.
9
(24) Entonces Moisés sacó de la presencia del Señor todos los bastones y se los mostró a los israelitas.
Después de verlos, cada uno tomó su bastón.
10
(25) Entonces el Señor dijo a Moisés: «Vuelve a poner el bastón de Aarón delante del arca de la alianza, y guárdalo allí como advertencia para este pueblo rebelde.
Así harás que dejen de hablar mal delante de mí, y no morirán
11
(26) Moisés hizo todo tal como el Señor se lo ordenó,
12
(27) pero los israelitas dijeron a Moisés: «¡Estamos perdidos! ¡Todos vamos a morir!
13
(28) Todos los que se acercan al santuario del Señor, mueren.
¿Acaso vamos a morir todos