Mi corazón está dispuesto
(1) Cántico y salmo de David.


1
(2) Mi corazón está dispuesto, Dios mío,
¡dispuesto a cantarte himnos!
Despierta, alma mía;
2
(3) despierten, arpa y salterio;
¡despertaré al nuevo día!
3
(4) Te alabaré con himnos, Señor,
en medio de pueblos y naciones.
4
(5) Pues tu amor es más grande que los cielos.
¡Tu lealtad alcanza al cielo azul!
5
(6) ¡Dios mío, tú estás por encima del cielo;
tu gloria llena toda la tierra!
6
(7) Sálvanos con tu poder,
para que sean libertados los que amas.
¡Respóndenos!
7
(8) Dios habló desde su santuario:
«¡Con qué alegría dividiré Siquem
y repartiré el valle de Sucot!
8
(9) Galaad y Manasés me pertenecen;
Efraín es el casco que cubre mi cabeza;
Judá es mi bastón de mando;
9
(10) Moab es la palangana en que me lavo;
sobre Edom arrojaré mi sandalia;
¡cantaré victoria sobre los filisteos
10
(11) ¿Quién me llevará a la ciudad amurallada?
¿Quién me guiará hasta Edom?
11
(12) Pues tú, oh Dios, nos has rechazado;
¡no sales ya con nuestras tropas!
12
(13) Ayúdanos contra el enemigo,
pues nada vale la ayuda del hombre.
13
(14) Con la ayuda de Dios haremos grandes cosas;
¡él aplastará a nuestros enemigos!