Alabanzas a Jerusalén
(1a) Cántico de las subidas, de David.


1
(1b) ¡Qué alegría cuando me dicen:
«Vamos al templo del Señor»!
2
Jerusalén,
¡ya estamos dentro de tus puertas!
3
Jerusalén, ciudad construida
para que en ella se reúna la comunidad.
4
A ella vienen las tribus del Señor
para alabar su nombre,
como se le ordenó a Israel.
5
En ella están los tribunales de justicia,
los tribunales de la casa real de David.
6
Digan ustedes de corazón:
«Que haya paz en ti, Jerusalén;
que vivan tranquilos los que te aman.
7
Que haya paz en tus murallas;
que haya seguridad en tus palacios
8
Y ahora, por mis hermanos y amigos diré:
«Que haya paz en ti.
9
Por el templo del Señor nuestro Dios,
procuraré tu bien