Tú eres mi refugio
(1) Instrucción y oración de David, cuando estaba en la cueva.


1
(2) Con fuerte voz clamo al Señor,
con fuerte voz le pido misericordia.
2
(3) En su presencia expongo mi queja,
en su presencia doy a conocer mi angustia
3
(4) cuando me encuentro totalmente deprimido.
Señor, tú conoces mi camino:
en el camino por donde voy,
me han puesto una trampa.
4
(5) Vuelvo la mirada a la derecha
y nadie viene en mi ayuda.
¡No hay nadie que me defienda!
¡No hay nadie que se preocupe de mí!
5
(6) A ti clamo, Señor,
y te digo: «Tú eres mi refugio;
eres todo lo que tengo en esta vida
6
(7) Presta atención a mis gritos,
porque me encuentro sin fuerzas.
Líbrame de los que me persiguen,
porque son más fuertes que yo.
7
(8) Sácame de mi prisión
para que pueda yo alabarte.
Los hombres honrados me rodearán
cuando me hayas tratado bien.