Oración pidiendo la ayuda del Señor
(1) Salmo de David, cuando huía de su hijo Absalón.


1
(2) Señor,
muchos son mis enemigos,
muchos son los que se han puesto en contra mía,
2
(3) ¡muchos son los que dicen de mí:
«Dios no va a salvarlo»!
3
(4) Pero tú, Señor,
eres mi escudo protector,
eres mi gloria,
eres quien me reanima.
4
(5) A gritos pido ayuda al Señor
y él me contesta desde su monte santo.
5
(6) Me acuesto y duermo, y vuelvo a despertar,
porque el Señor me da su apoyo.
6
(7) No me asusta ese enorme ejército
que me rodea dispuesto a atacarme.
7
(8) ¡Levántate, Señor!
¡Sálvame, Dios mío!
golpearás en la cara a mis enemigos;
¡les romperás los dientes a los malvados!
8
(9) Tú, Señor, eres quien salva;
¡bendice, pues, a tu pueblo!