Dios es el Rey de toda la tierra
(1) Del maestro de coro.
Salmo de los hijos de Coré.


1
(2) ¡Aplaudan, pueblos todos!
¡Aclamen a Dios con gritos de alegría!
2
(3) Porque el Señor, el Altísimo, es terrible;
es el gran Rey de toda la tierra.
3
(4) Destrozó pueblos y naciones
y los sometió a nuestro yugo.
4
(5) Nos ha escogido nuestra herencia,
que es orgullo de Jacob, a quien amó.
5
(6) ¡Dios el Señor ha subido a su trono
entre gritos de alegría y toques de trompeta!
6
(7) ¡Canten, canten himnos a Dios!
¡Canten, canten himnos a nuestro Rey!
7
(8) ¡Canten un poema a Dios,
porque él es el Rey de toda la tierra!
8
(9) ¡Dios es el Rey de las naciones!
¡Dios está sentado en su santo trono!
9
(10a) Los hombres importantes de las naciones
se unen al pueblo del Dios de Abraham,
10
(10b) pues de Dios son los poderes del mundo.
¡Él está por encima de todo!