Ven pronto en mi ayuda
(1) Del maestro de coro.
De David, para hacer recordar.


1
(2) Dios mío, ¡ven a librarme!
Señor, ¡ven pronto en mi ayuda!
2
(3) ¡Que sean puestos en ridículo
los que tratan de matarme!
¡Que huyan en forma vergonzosa
los que quieren hacerme daño!
3
(4) ¡Que huyan avergonzados
los que se burlan de mí!
4
(5) Pero que todos los que te buscan
se llenen de alegría;
que los que desean tu salvación
digan siempre: «¡Dios es grande
5
(6) Y a mí, que estoy pobre y afligido,
Dios mío, ¡ven pronto a ayudarme!
eres quien me ayuda y me liberta;
¡no te tardes, Señor!