¡El Señor es Rey!

1
¡Alégrese toda la tierra!
¡Alégrense las islas numerosas!
¡El Señor es Rey!
2
Está rodeado de espesas nubes;
la justicia y el derecho sostienen su trono;
3
el fuego va delante de él
y quema a los enemigos que lo rodean.
4
Sus relámpagos iluminan el mundo;
¡la tierra tiembla al verlos!
5
Las montañas se derriten como cera
ante el Señor, ante el dueño de toda la tierra.
6
Los cielos anuncian su justicia;
todos los pueblos ven su gloria.
7
Quedan humillados los que adoran ídolos,
los que se sienten orgullosos de ellos.
¡Todos los dioses se inclinan ante él!
8
Oh Señor,
Sión y las ciudades de Judá
se alegran mucho por tus decretos;
9
pues tú, Señor altísimo,
estás por encima de toda la tierra
y mucho más alto que todos los dioses.
10
El Señor ama a los que odian el mal;
protege la vida de los que le son fieles;
los libra de caer en manos de malvados.
11
La luz brilla para el hombre bueno;
la alegría es para la gente honrada.
12
¡Alégrense en el Señor, hombres buenos,
y alaben su santo nombre!