El Señor es el Rey supremo

1
¡El Señor es Rey!
¡Él tiene su trono sobre los querubines!
Tiemblen las naciones, y aun la tierra entera.
2
El Señor es grande en el monte Sión;
el Señor está por encima de todos los pueblos.
3
Sea alabado su nombre, grande y terrible;
¡Dios es santo!
4
eres un Rey poderoso que ama la justicia;
mismo estableciste la igualdad.
Has tratado a los hijos de Jacob
con justicia y rectitud.
5
¡Alaben al Señor, nuestro Dios,
y arrodíllense delante de sus pies!
¡Dios es santo!
6
Moisés y Aarón están entre sus sacerdotes;
Samuel está entre los que alabaron su nombre.
El Señor les respondía
cuando ellos pedían su ayuda.
7
Dios habló con ellos
desde la columna de nube,
y ellos cumplieron sus mandatos
y la ley que les dio.
8
Señor, Dios nuestro, ¡tú les respondías!
Fuiste para ellos un Dios de perdón,
pero también castigaste sus maldades.
9
Alaben al Señor nuestro Dios,
¡arrodíllense ante su santo monte!
¡Nuestro Dios, el Señor, es santo!