Coro

1
¿A dónde se ha ido tu amado,
hermosa entre las hermosas?
¿A dónde se ha dirigido?
¡Iremos contigo a buscarlo!


Ella

2
Mi amado ha ido a su jardín,
a su jardín perfumado,
a apacentar su rebaño
y cortar las rosas.
3
Yo soy de mi amado, y él es mío.
Él apacienta sus rebaños entre las rosas.


Quinto canto
Él


4
Tú, amor mío,
eres hermosa y encantadora
como las ciudades de Tirsá y Jerusalén;
irresistible como un ejército en marcha.
5
¡Deja ya de mirarme,
pues tus ojos me han vencido!
Tus cabellos son como cabritos
que retozan por los montes de Galaad.
6
Tus dientes, todos perfectos,
son cual rebaño de ovejas
recién salidas del baño
y listas para la trasquila.
7
Tus mejillas son dos gajos de granada
escondidos tras tu velo.
8
Sesenta son las reinas,
ochenta las concubinas
y muchísimas las doncellas,
9
pero mi palomita virginal es una sola;
una sola es la hija preferida
de la mujer que la dio a luz.
Al verla, las jóvenes la felicitan;
reinas y concubinas la alaban.


Coro

10
¿Quién es ésta que se asoma
como el sol en la mañana?
Es hermosa como la luna,
radiante como el sol,
¡irresistible como un ejército en marcha!


Ella

11
Fui al bosque de los nogales
a admirar el verdor en el arroyo;
quería ver los brotes de los viñedos
y las flores de los granados.
12
Después ya no supe qué pasó
hasta que me vi en un carro junto a mi príncipe.


Coro

13
(7.1) ¡Regresa, Sulamita, regresa!
¡Regresa, queremos verte!


Ella

¿Y qué quieren ver de la Sulamita?


Coro

¡Una danza, como en los campamentos!