El ángel Rafael va a buscar la plata

1
Entonces Tobías llamó a Rafael, y le dijo:
2
«Amigo Azarías, toma cuatro criados y dos camellos, y vete a Ragues, a casa de Gabael.
Entrégale el recibo firmado, recoge el dinero, y trae a Gabael a las fiestas de bodas.
3-4
sabes que mi padre está contando uno por uno los días que estoy fuera, y si me tardo un día más, se va a poner muy triste.
Por otra parte, ya ves que Ragüel se comprometió solemnemente a no dejarme ir.
No puedo contrariarlo
5
Rafael se fue con los cuatro criados y los dos camellos a Ragues de Media.
Al llegar se alojaron en la casa de Gabael.
Rafael le dio el recibo firmado y le contó que Tobías, el hijo de Tobit, se había casado, y que lo invitaba a las fiestas de bodas.
En seguida Gabael se puso a contar los sacos de plata, que aún tenían los sellos intactos.
Luego los cargaron sobre los camellos.
6
Al día siguiente, los dos madrugaron y se fueron a las fiestas de bodas.
Cuando llegaron a la casa de Ragüel, encontraron a Tobías sentado a la mesa.
Éste se levantó y saludó a Gabael, el cual lloró y lo bendijo diciendo: «Hijo excelente de un hombre excelente, honrado y generoso.
Que el Señor les conceda las bendiciones del cielo a ti y a tu esposa, y al padre y a la madre de tu esposa.
Bendito sea Dios porque he visto el vivo retrato de mi primo Tobit