1
Mas su casa la edificó Salomón en trece años, y la acabó toda.
2
Y asimismo edificó la casa del bosque del Líbano, la cual tenía cien codos de longitud, y cincuenta codos de anchura, y treinta codos de altura, sobre cuatro órdenes de columnas de cedro, con vigas de cedro sobre las columnas.
3
Y estaba cubierta de tablas de cedro arriba sobre las vigas, que se apoyaban en cuarenta y cinco columnas;
cada hilera tenía quince columnas.
4
Las ventanas estaban por tres órdenes, una ventana contra la otra por tres órdenes.
5
Y todas la puertas y postes eran cuadrados;
y unas ventanas estaban frente a las otras en tres órdenes.
6
También hizo un portal de columnas, que tenía de largo cincuenta codos, y treinta codos de ancho;
y aquel portal estaba delante de aquellas otras, con sus columnas y maderos correspondientes.
7
Hizo asimismo el portal del trono en que había de juzgar, que es el portal del juicio, y lo vistió de cedro de un lado del suelo al otro.
8
Y en la casa en que él moraba, había otra sala dentro del portal, de obra semejante a ésta.
Edificó también Salomón una casa para la hija de Faraón, que había tomado por mujer, de la misma obra de aquel portal.
9
Todas aquellas obras fueron de piedras de precio, cortadas y aserradas con sierras según las medidas, así por dentro como por fuera, desde el cimiento hasta las vigas, y asimismo por fuera hasta el gran atrio.
10
El cimiento era de piedras de precio, de piedras grandes, de piedras de diez codos, y de piedras de ocho codos.
11
De allí hacia arriba eran también piedras de precio, labradas conforme a sus medidas, y obra de cedro.
12
Y en el gran atrio alrededor había tres órdenes de piedras labradas, y un orden de vigas de cedro;
y así el atrio interior de la Casa del SEÑOR, y el atrio de la Casa.
13
¶ Y envió el rey Salomón, e hizo venir de Tiro a Hiram,
14
el cual era hijo de una viuda de la tribu de Neftalí, y su padre había sido de Tiro;
que labraba en bronce, lleno de sabiduría y de inteligencia y saber en toda obra de bronce.
Este pues vino al rey Salomón, e hizo toda su obra.
15
Este hizo dos columnas de bronce, la altura de cada cual era de dieciocho codos;
y rodeaba a cada columna un hilo de doce codos.
16
Hizo también dos capiteles de fundición de bronce, para que fueran puestos sobre las cabezas de las columnas;
la altura de un capitel era de cinco codos, y la del otro capitel de cinco codos.
17
E hizo unas trenzas a manera de red, y unas cintas a manera de cadenas, para los capiteles que se habían de poner sobre las cabezas de las columnas;
siete para cada capitel.
18
Y cuando hubo hecho las columnas, hizo también dos órdenes de granadas alrededor en el enredado, para cubrir los capiteles que estaban en las cabezas de las columnas con las granadas;
y de la misma forma hizo en el otro capitel.
19
Los capiteles que estaban sobre las columnas tenían forma de lirios como las que se veían en el portal, por cuatro codos.
20
Los capiteles que estaban sobre las dos columnas tenían también doscientas granadas en dos órdenes alrededor en cada capitel, encima del vientre del capitel, el cual vientre estaba delante del enredado.
21
Estas columnas puso enhiestas en el portal del templo.
Y cuando hubo enhestado la columna de la mano derecha, le puso por nombre Jaquín (El SEÑOR establece);
y enhestando la columna de la mano izquierda, le puso su nombre Boaz (Solo en El hay fortaleza).
22
En las cabezas de las columnas había una obra de lirios;
y así se acabó la obra de las columnas.
23
Hizo asimismo un mar de fundición, de diez codos de un lado al otro, perfectamente redondo;
su altura era de cinco codos, y lo ceñía alrededor un cordón de treinta codos.
24
Y cercaban aquel mar por debajo de su labio en derredor unas bolas como calabazas, diez en cada codo, que ceñían el mar alrededor en dos órdenes, las cuales habían sido fundidas cuando él fue fundido.
25
Y estaba asentado sobre doce bueyes;
tres miraban al norte, y tres miraban al poniente, y tres miraban al mediodía, y tres miraban al oriente;
sobre éstos se apoyaba el mar, y los traseros de ellos estaban hacia la parte de adentro.
26
El grueso del mar era de un palmo, y su labio era labrado como el labio de un cáliz, con flores de lirios;
y cabían en él dos mil batos.
27
Hizo también diez basas de bronce, siendo la longitud de cada basa de cuatro codos, y la anchura de cuatro codos, y de tres codos la altura.
28
La obra de las basas era ésta: tenían unas cintas, las cuales estaban entre molduras;
29
y sobre aquellas cintas que estaban entre las molduras, figuras de leones, y de bueyes, y de querubines;
y sobre las molduras de la basa, así encima como debajo de los leones y de los bueyes, había unas añadiduras de bajo relieve.
30
Cada basa tenía cuatro ruedas de bronce con cardinales (ejes con bisagras) de bronce;
y en sus cuatro esquinas había unos hombrillos, los cuales nacían de fundición a cada lado de aquellas añadiduras, para estar debajo de la fuente.
31
Su boca entraba en el capitel (en el remate que salía de la basa) un codo para arriba;
y era su boca redonda, de la hechura (del mismo remate) de la basa, de codo y medio.
Había también sobre la boca entalladuras con sus cintas, las cuales eran cuadradas, no redondas.
32
Las cuatro ruedas estaban debajo de las cintas, y los ejes de las ruedas nacían en la misma basa.
La altura de cada rueda era de un codo y medio.
33
Y la hechura de las ruedas era como la hechura de las ruedas de un carro;
sus ejes, sus rayos, y sus cubos, y sus cinchos, todo era de fundición.
34
Asimismo los cuatro hombrillos a las cuatro esquinas de cada basa;
y los hombrillos eran de la misma basa.
35
Y en lo alto de la basa había medio codo de altura redondo por todas partes;
y encima de la basa sus molduras y cintas, las cuales eran de ella misma.
36
E hizo en las tablas de las molduras, y en las cintas, entalladuras de querubines, y de leones, y de palmas, delante de las añadiduras de cada una alrededor.
37
De esta forma hizo diez basas fundidas de una misma manera, de una misma medida, y de una misma entalladura.
38
Hizo también diez fuentes de bronce;
cada fuente contenía cuarenta batos, y cada una era de cuatro codos;
y asentó una fuente sobre cada una de las diez basas.
39
Y puso cinco basas a la mano derecha de la Casa, y las otras cinco a la mano izquierda de la Casa;
y asentó el mar al lado derecho de la Casa, al oriente, hacia el mediodía.
40
Asimismo hizo Hiram fuentes, y tenazas, y cuencos.
Así acabó toda la obra que hizo a Salomón para la Casa del SEÑOR:
41
Es a saber, dos columnas, y los vasos redondos de los capiteles que estaban en lo alto de las dos columnas;
y dos redes que cubrían los dos vasos redondos de los capiteles que estaban sobre la cabeza de las columnas;
42
y cuatrocientas granadas para las dos redes, es a saber, dos órdenes de granadas en cada red, para cubrir los dos vasos redondos que estaban sobre las cabezas de las columnas;
43
y las diez basas, y las diez fuentes sobre las basas;
44
y un mar, y doce bueyes debajo del mar;
45
calderos, tenazas, cuencos;
y todos los otros vasos que Hiram hizo al rey Salomón, para la Casa del SEÑOR de bronce bruñido.
46
Todo lo hizo fundir el rey en la llanura del Jordán, en tierra arcillosa, entre Sucot y Saretán.
47
Y dejó Salomón sin inquirir el peso del bronce de todos los vasos, por la gran multitud de ellos.
48
E hizo Salomón todos los vasos que pertenecían a la Casa del SEÑOR;
un altar de oro, y una mesa sobre la cual estaban los panes de la proposición, también de oro;
49
y los candeleros de oro purísimo, cinco a la mano derecha, y otros cinco a la izquierda, delante del oráculo;
con las flores, y las lámparas, y despabiladeras de oro;
50
asimismo los cántaros, vasos, cuencos, cucharros, e incensarios, de oro purísimo;
también de oro los quiciales de las puertas de la Casa de adentro, es a saber del lugar santísimo, y los de las puertas de la casa del templo.
51
Así se completó toda la obra que dispuso hacer el rey Salomón para la Casa del SEÑOR.
Y trajo Salomón lo que David su padre había dedicado (Heb.
las santidades de David), es a saber, plata, oro, y vasos, y lo puso todo en guarda en las tesorerías de la Casa del SEÑOR.