1
Las palabras de Amós, que estuvo entre los pastores de Tecoa, las cuales vio sobre Israel en días de Uzías rey de Judá, y en días de Jeroboam hijo de Joás, rey de Israel, dos años antes del terremoto.
2
Y dijo: El SEÑOR bramará desde Sion, y dará su voz desde Jerusalén;
y las estancias de los pastores serán destruidas, y se secará la cumbre del Carmelo.
3
Así dijo el SEÑOR: Por tres pecados de Damasco, y por el cuarto, no la convertiré;
porque trillaron a Galaad con trillos de hierro.
4
Y meteré fuego en la casa de Hazael, y consumirá los palacios de Ben-adad.
5
Y quebraré la barra de Damasco, y talaré los moradores de Bicat-avén, y los gobernadores de Bet-edén;
y el pueblo de Siria será transportado a Kir.
6
Así dijo el SEÑOR: Por tres pecados de Gaza, y por el cuarto, no la convertiré;
porque llevó cautiva toda la cautividad, para entregarlos a Edom.
7
Y meteré fuego en el muro de Gaza, y quemará sus palacios.
8
Y talaré a los moradores de Azoto, y a los gobernadores de Ascalón;
y tornaré mi mano sobre Ecrón, y el remanente de los palestinos perecerá, dijo el Señor DIOS.
9
Así dijo el SEÑOR: Por tres pecados de Tiro, y por el cuarto, no la convertiré;
porque entregaron la cautividad entera a Edom, y no se acordaron del concierto de hermanos.
10
Y meteré fuego en el muro de Tiro, y consumirá sus palacios.
11
Así dijo el SEÑOR: Por tres pecados de Edom, y por el cuarto, no la convertiré;
porque persiguió a espada a su hermano, y rompió sus misericordias;
y con su furor le ha robado siempre, y ha guardado perpetuamente el enojo.
12
Y meteré fuego en Temán, y consumirá los palacios de Bosra.
13
Así dijo el SEÑOR: Por tres pecados de los hijos de Amón, y por el cuarto, no la convertiré;
porque rompieron los montes de Galaad, para ensanchar su término.
14
Y encenderé fuego en el muro de Rabá, y consumirá sus palacios como con gritos en día de batalla, como con tempestad en día de torbellino;
15
y su rey irá en cautiverio, él y sus príncipes todos, dijo el SEÑOR.