1
¶ Y el SEÑOR habló a Moisés, diciendo:
2
Di a los hijos de Israel que tomen paraofrenda;
de todo varón que la diere de su voluntad, de corazón, tomaréis mi ofrenda.
3
Y ésta será la ofrenda que tomaréis de ellos: Oro, y plata, y bronce,
4
y cárdeno, y púrpura, y carmesí, y lino fino, y pelo de cabras,
5
y cueros de carneros teñidos de rojo, y cueros de tejones, y madera de cedro;
6
aceite para la luminaria, especias para el aceite de la unción, y para el sahumerio aromático;
7
piedras de ónice, y piedras de engastes, para el efod, y para el pectoral.
8
Y me harán un santuario, y yo habitaré entre ellos.
9
Conforme a todo lo que yo te mostrare, la semejanza del tabernáculo, y la semejanza de todos sus vasos, así lo haréis.
10
Harán también un arca de madera de cedro, cuya longitud será de dos codos y medio, y su anchura de codo y medio, y su altura de codo y medio.
11
Y la cubrirás de oro puro;
por dentro y por fuera la cubrirás;
y harás sobre ella una cornisa de oro alrededor.
12
Y para ella harás de fundición cuatro anillos de oro, que pondrás en sus cuatro esquinas;
dos anillos a un lado de ella, y dos anillos al otro lado.
13
Y harás unas varas de madera de cedro, las cuales cubrirás de oro.
14
Y meterás las varas por los anillos a los lados del arca, para llevar el arca con ellas.
15
Las varas se estarán en los anillos del arca;
no se quitarán de ella.
16
Y pondrás en el arca el testimonio que yo te daré.
17
Y harás el asiento de la reconciliación de oro fino, cuya longitud será de dos codos y medio, y su anchura de codo y medio.
18
Harás también dos querubines de oro, labrados a martillo los harás, en los dos extremos del asiento de la reconciliación.
19
Harás, pues, un querubín al extremo de un lado, y un querubín al otro extremo del lado opuesto;
harás los querubines en sus dos extremidades.
20
Y los querubines extenderán por encima las dos alas, cubriendo con sus alas el asiento de la reconciliación;
sus caras la una enfrente de la otra, mirando al asiento de la reconciliación las caras de los querubines.
21
Y pondrás el asiento de la reconciliación sobre el arca, y en el arca pondrás el testimonio que yo te daré.
22
Y de allí me testificaré a ti, y hablaré contigo de sobre el asiento de la reconciliación, de entre los dos querubines que estarán sobre el arca del testimonio, todo lo que yo te mandaré para los hijos de Israel.
23
Harás asimismo una mesa de madera de cedro: su longitud será de dos codos, y de un codo su anchura, y su altura de codo y medio.
24
Y la cubrirás de oro puro, y le harás una cornisa de oro alrededor.
25
Le harás también una moldura alrededor, del ancho de una mano, a la moldura harás una cornisa de oro en circunferencia.
26
Y le harás cuatro anillos de oro, los cuales pondrás en las cuatro esquinas que corresponden a sus cuatro pies.
27
Los anillos estarán antes de la moldura, por lugares para las varas, para llevar la mesa.
28
Y harás las varas de madera de cedro, y las cubrirás de oro, y con ellas será llevada la mesa.
29
Harás también sus platos, y sus cucharas, y sus cubiertas, y sus tazones, con que se cubrirá el pan;
de oro fino los harás.
30
Y pondrás sobre la mesa el pan de la proposición delante de mí continuamente.
31
Harás además un candelero de oro puro;
labrado a martillo se hará el candelero: su pie, y su caña, sus copas, sus manzanas, y sus flores, serán de lo mismo;
32
y saldrán seis cañas de sus lados: tres cañas del candelero de un lado, y tres cañas del candelero del otro lado;
33
tres copas en forma de almendras en una caña, una manzana y una flor;
y tres copas, en forma de almendras en la otra caña, una manzana y una flor;
así pues, en las seis cañas que salen del candelero.
34
Y en el candelero cuatro copas en forma de almendras, sus manzanas y sus flores.
35
Habrá una manzana debajo de las dos cañas, de lo mismo, otra manzana debajo de las otras dos cañas, de lo mismo, otra manzana debajo de las otras dos cañas de lo mismo, en las seis cañas que salen del candelero.
36
Sus manzanas y sus cañas serán de lo mismo, todo ello una pieza labrada a martillo, de oro puro.
37
Y le harás siete lámparas, las cuales le pondrás encima para que alumbren hacia su delantera.
38
También sus despabiladeras y sus platillos, de oro puro.
39
De un talento de oro fino lo harás, con todos estos vasos.
40
Y mira, y hazlos conforme a su semejanza, que te ha sido mostrado en el monte.