1
¶ Y esto es lo que les harás para santificarlos, para que sean mis sacerdotes: Toma un novillo, y dos carneros perfectos;
2
y panes sin levadura, y tortas sin levadura amasadas con aceite, y hojaldres sin levadura untadas con aceite;
las cuales harás de flor de harina de trigo;
3
y las pondrás en un canastillo, y en el canastillo las ofrecerás, con el becerro y los dos carneros.
4
Y harás llegar a Aarón y a sus hijos a la puerta del tabernáculo del testimonio, y los lavarás con agua.
5
Y tomarás las vestiduras, y vestirás a Aarón la túnica y el manto del efod, y el efod, y el pectoral, y le ceñirás con el cinto especial del efod;
6
y pondrás la mitra sobre su cabeza, y la Corona de la Santidad pondrás sobre la mitra.
7
Y tomarás el aceite de la unción, y derramarás sobre su cabeza, y le ungirás.
8
Y harás que se acerquen sus hijos, y les vestirás las túnicas.
9
Y les ceñirás el cinto, a Aarón y a sus hijos, y les atarás los chapeos (tiaras), y tendrán el sacerdocio por fuero perpetuo;
y llenarás las manos de Aarón y de sus hijos.
10
Y harás llegar el novillo delante del tabernáculo del testimonio, y Aarón y sus hijos pondrán sus manos sobre la cabeza del novillo.
11
Y matarás el novillo delante del SEÑOR a la puerta del tabernáculo del testimonio.
12
Y tomarás de la sangre del novillo, y pondrás sobre los cuernos del altar con tu dedo, y derramarás toda la demás sangre al cimiento del altar.
13
Tomarás también todo el sebo que cubre los intestinos, y el redaño de sobre el hígado, y los dos riñones, y el sebo que está sobre ellos, y los quemarás sobre el altar.
14
Pero consumirás a fuego fuera del campo la carne del novillo, y su pellejo, y su estiércol;
es pecado.
15
Asimismo tomarás un carnero, y Aarón y sus hijos pondrán sus manos sobre la cabeza del carnero.
16
Y matarás el carnero, y tomarás su sangre, y rociarás sobre el altar alrededor.
17
Y cortarás el carnero por sus piezas, y lavarás sus intestinos, y sus piernas, y las pondrás sobre sus piezas y sobre su cabeza.
18
Y quemarás todo el carnero sobre el altar: es holocausto al SEÑOR, olor grato, es ofrenda encendida al SEÑOR.
19
Tomarás luego el otro carnero, y Aarón y sus hijos pondrán sus manos sobre la cabeza del carnero:
20
Y matarás el carnero, y tomarás de su sangre, y pondrás sobre el lóbulo de la oreja derecha de Aarón, y sobre el lóbulo de las orejas de sus hijos, y sobre el dedo pulgar de las manos derechas de ellos, y sobre el dedo pulgar de los pies derechos de ellos, y esparcirás la sangre sobre el altar alrededor.
21
Y tomarás de la sangre que estará sobre el altar, y del aceite de la unción, y esparcirás sobre Aarón, y sobre sus vestiduras, y sobre sus hijos, y sobre las vestimentas de éstos;
y él será santificado, y sus vestiduras, y sus hijos, y las vestimentas de sus hijos con él.
22
Luego tomarás del carnero el sebo, y la cola, y el sebo que cubre los intestinos, y el redaño del hígado, y los dos riñones, y el sebo que está sobre ellos, y la espaldilla derecha;
porque es carnero de consagraciones.
23
También una torta grande de pan, y una torta de pan de aceite, y una hojaldre del canastillo de los ázimos que está delante del SEÑOR;
24
y lo has de poner todo en las manos de Aarón, y en las manos de sus hijos;
y lo mecerás agitándolo delante del SEÑOR.
25
Después lo tomarás de sus manos, y lo harás arder sobre el altar sobre el holocausto, por olor agradable delante del SEÑOR.
Es ofrenda encendida al SEÑOR.
26
Y tomarás el pecho del carnero de las consagraciones, el cual es de Aarón, y lo mecerás por ofrenda mecida delante del SEÑOR;
y será porción tuya.
27
Y apartarás el pecho de la ofrenda mecida, y la espaldilla de la santificación, lo que fue mecido y lo que fue santificado del carnero de las consagraciones de Aarón y de sus hijos;
28
y será para Aarón y para sus hijos por fuero perpetuo de los hijos de Israel, porque es separado;
y será apartado de los hijos de Israel de sus sacrificios pacíficos, separación de ellos será para el SEÑOR.
29
Y las vestimentas santas, que son de Aarón, serán de sus hijos después de él, para ser ungidos con ellas, y para ser con ellas consagrados.
30
Por siete días las vestirá aquel de sus hijos, que tome su lugar como sacerdote cuando venga al tabernáculo del testimonio para servir en el santuario.
31
Y tomarás el carnero de las consagraciones, y cocerás su carne en el lugar santo.
32
Y Aarón y sus hijos comerán la carne del carnero, y el pan que está en el canastillo, a la puerta del tabernáculo del testimonio.
33
Y comerán aquellas cosas con las cuales fue hecha la reconciliación, para llenar sus manos para ser santificados;
mas el extranjero no comerá, porque son santas.
34
Y si sobrare algo de la carne de las consagraciones y del pan hasta la mañana, quemarás al fuego lo que hubiere sobrado;
no se comerá, porque es cosa santa.
35
Así pues harás a Aarón y a sus hijos, conforme a todas las cosas que yo te he mandado;
por siete días los consagrarás.
36
Y sacrificarás un novillo cada día para reconciliación del pecado;
y removerás el pecado del altar, y lo ungirás para santificarlo.
37
Por siete días reconciliarás el altar, y lo santificarás, y será un altar santísimo;
cualquier cosa que tocare el altar, será santificada.
38
¶ Y esto es lo que ofrecerás sobre el altar: dos corderos de un año cada día, continuamente.
39
Ofrecerás un cordero en la mañana, y el otro cordero ofrecerás a la caída de la tarde.
40
Además una décima parte de un efa de flor de harina amasada con la cuarta parte de un hin de aceite molido;
y la libación será la cuarta parte de un hin de vino con cada cordero.
41
Y ofrecerás el otro cordero a la caída de la tarde, haciendo conforme al presente de la mañana, y conforme a su libación, en olor de suavidad;
será ofrenda encendida al SEÑOR.
42
Esto será holocausto continuo por vuestras edades a la puerta del tabernáculo del testimonio delante del SEÑOR, en el cual me concertaré con vosotros, para hablaros allí.
43
Y allí testificaré de mí a los hijos de Israel, y el lugar será santificado con mi gloria.
44
Y santificaré el tabernáculo del testimonio y el altar;
santificaré asimismo a Aarón y a sus hijos, para que sean mis sacerdotes.
45
Y habitaré entre los hijos de Israel, y seré su Dios.
46
Y conocerán que yo soy el SEÑOR su Dios, que los saqué de la tierra de Egipto, para habitar en medio de ellos: Yo soy el SEÑOR su Dios.