1
Después de estas cosas vino la palabra del SEÑOR a Abram en visión, diciendo: No temas, Abram;
yo soy tu escudo, y tu galardón será sobremanera grande.
2
¶ Y respondió Abram: Señor DIOS ¿qué me has de dar, siendo así que yo ando solo, y el mayordomo de mi casa es el damasceno Eliezer?
3
Dijo más Abram: He aquí no me has dado simiente, y he aquí el hijo de mi casa me hereda.
4
Y luego la palabra del SEÑOR vino a él diciendo: No te heredará éste, sino el que saldrá de tus entrañas, aquél te heredará.
5
Y le sacó fuera, y dijo: Mira ahora a los cielos, y cuenta las estrellas, si las puedes contar.
Y le dijo: Así será tu simiente.
6
Y creyó al SEÑOR, y se lo contó por justicia.
7
¶ Y le dijo: Yo soy el SEÑOR, que te saqué de Ur de los caldeos, para darte a heredar esta tierra.
8
Y él respondió: Señor DIOS ¿en qué conoceré que la tengo de heredar?
9
Y le dijo: Apártame una becerra de tres años, y una cabra de tres años, y un carnero de tres años, una tórtola también, y un palomino.
10
Y tomó él todas estas cosas, y las partió por la mitad, y puso cada mitad una enfrente de otra;
mas no partió las aves.
11
Y descendían aves sobre los cuerpos muertos, y las ojeaba Abram.
12
¶ Y fue que poniéndose el sol cayó sueño sobre Abram, y he aquí que un temor, una oscuridad grande cayó sobre él.
13
Entonces dijo a Abram: Ten por cierto que tu simiente será peregrina en tierra no suya, y les servirán, y serán afligidos cuatrocientos años.
14
Mas también a la gente a quien servirán, juzgo yo;
y después de esto saldrán con grande riqueza.
15
Y tú vendrás a tus padres en paz, y serás sepultado en buena vejez.
16
Y en la cuarta generación volverán acá;
porque aun no está cumplida la iniquidad del amorreo hasta aquí.
17
¶ Y sucedió que puesto el sol, y hubo oscuridad, y he aquí un horno de humo, y una antorcha de fuego que pasó por entre las mitades.
18
Aquel día hizo el SEÑOR pacto con Abram diciendo: A tu simiente daré esta tierra desde el río de Egipto hasta el río grande, el río Eufrates;
19
al cineo, y al cenezeo, y al cadmoneo,
20
al heteo, y al ferezeo, y al rafeo,
21
y al amorreo, y al cananeo, y al gergeseo, y al jebuseo.