1
Y oró Jonás desde el vientre del pez al SEÑOR su Dios.
2
Y dijo: Clamé de mi tribulación al SEÑOR, Y él me oyó;
Del vientre del Seol clamé, Y mi voz oíste.
3
Me echaste en lo profundo, en medio de los mares, Y la corriente me rodeó;
Todas tus ondas y tus olas pasaron sobre mí.
4
Y yo dije: Echado soy de delante de tus ojos;
Mas aún veré el santo templo tuyo.
5
Las aguas me rodearon hasta el alma, el abismo me rodeó;
el junco se enguedejó a mi cabeza.
6
Descendí a las raíces de los montes;
la tierra echó sus cerraduras sobrepara siempre;
mas tú sacaste mi vida de la sepultura, oh SEÑOR Dios mío.
7
Cuando mi alma desfallecía en mí, me acordé del Señor;
y mi oración entró hasta ti en tu santo Templo.
8
Los que guardan las vanidades ilusorias, su misericordia abandonan.
9
Mas yo alabándote con voz de confesión te sacrificaré;
pagaré lo que prometí.
Al SEÑOR sea el salvamento.
10
Y mandó el SEÑOR al pez, y vomitó a Jonás en tierra seca.