1
¶ Y reposó Israel en Sitim, y el pueblo empezó a fornicar con las hijas de Moab,
2
las cuales llamaron al pueblo a los sacrificios de sus dioses;
y el pueblo comió, y se inclinó a sus dioses.
3
Y al acercarse Israel a Baal-peor;
el furor del SEÑOR se encendió contra Israel.
4
Y el SEÑOR dijo a Moisés: Toma a todos los príncipes del pueblo, y descoyúntelos ante el SEÑOR colgándoles de un madero delante del sol;
y la ira del furor del SEÑOR se apartará de Israel.
5
Entonces Moisés dijo a los jueces de Israel: Matad cada uno a sus varones que se han juntado con Baal-peor.
6
Entonces he aquí un varón de los hijos de Israel vino y trajo una madianita a sus hermanos, a ojos de Moisés y de toda la congregación de los hijos de Israel, llorando ellos a la puerta del tabernáculo del testimonio.
7
Y lo vio Finees, hijo de Eleazar, hijo de Aarón sacerdote, y se levantó de en medio de la congregación, y tomó una lanza en su mano;
8
y fue tras el varón de Israel a la tienda, y los alanceó a ambos, al varón de Israel, y a la mujer por su vientre.
Y cesó la mortandad de los hijos de Israel.
9
Y murieron de aquella mortandad veinticuatro mil.
10
Entonces el SEÑOR habló a Moisés, diciendo:
11
Finees, hijo de Eleazar, hijo de Aarón sacerdote, ha hecho apartar mi furor de los hijos de Israel, llevado de celo entre ellos;
por lo cual yo no he consumido en mi celo a los hijos de Israel.
12
Por tanto diles: He aquí yo establezco mi pacto de paz con él;
13
y tendrá él, y su simiente después de él, el pacto del sacerdocio perpetuo;
por cuanto tuvo celo por su Dios, y reconcilió los hijos de Israel.
14
Y el nombre del varón muerto, que fue muerto con la madianita, era Zimri hijo de Salu, príncipe de una familia de la tribu de Simeón.
15
Y el nombre de la mujer madianita muerta, era Cozbi, hija de Zur, príncipe de pueblos, de la casa del padre en Madián.
16
¶ Y el SEÑOR habló a Moisés, diciendo:
17
Afligiréis a los madianitas, y los heriréis;
18
por cuanto ellos os afligieron a vosotros con sus engaños, con que os han engañado en el negocio de Peor, y en el negocio de Cozbi, hija del príncipe de Madián, su hermana, la cual fue muerta el día de la mortandad por causa de Peor.