1
Estas son las partidas de los hijos de Israel, los cuales salieron de la tierra de Egipto por sus ejércitos, por mano de Moisés y Aarón.
2
Y Moisés escribió sus salidas por sus partidas por dicho del SEÑOR.
Estas, pues, son sus partidas por sus salidas.
3
De Ramesés partieron en el mes primero, a los quince días del mes primero;
el segundo día de la pascua salieron los hijos de Israel con mano alta, a ojos de todo Egipto.
4
Estaban enterrando los egipcios a los que el SEÑOR había herido de muerte, a todo primogénito;
habiendo el SEÑOR hecho también juicios en sus dioses.
5
Partieron, pues, los hijos de Israel de Ramesés, y asentaron campamento en Sucot.
6
Y partiendo de Sucot, acamparon en Etam, que está al principio del desierto.
7
Y partiendo de Etam, volvieron sobre Pi-hahirot, que está delante de Baal-zefón, y acamparon delante de Migdol.
8
Y partiendo de Pi-hahirot, pasaron por en medio del mar al desierto, y anduvieron camino de tres días por el desierto de Etam, y acamparon en Mara.
9
Y partiendo de Mara, vinieron a Elim, donde había doce fuentes de aguas, y setenta palmas;
y acamparon allí.
10
Y partidos de Elim, acamparon junto al mar Bermejo.
11
Y partidos del mar Bermejo, acamparon en el desierto de Sin.
12
Y partidos del desierto de Sin, acamparon en Dofca.
13
Y partidos de Dofca, acamparon en Alús.
14
Y partidos de Alús, acamparon en Refidim, donde el pueblo no tuvo aguas para beber.
15
Y partidos de Refidim, acamparon en el desierto de Sinaí.
16
Y partidos del desierto de Sinaí, acamparon en Kibrot-hataava.
17
Y partidos de Kibrot-hataava, acamparon en Hazerot.
18
Y partidos de Hazerot, acamparon en Ritma.
19
Y partidos de Ritma, acamparon en Rimón-peres.
20
Y partidos de Rimón-peres, acamparon en Libna.
21
Y partidos de Libna, acamparon en Rissa.
22
Y partidos de Rissa, acamparon en Ceelata,
23
Y partidos de Ceelata, acamparon en el monte de Sefer.
24
Y partidos del monte de Sefer, acamparon en Harada.
25
Y partidos de Harada, acamparon en Macelot.
26
Y partidos de Macelot, acamparon en Tahat.
27
Y partidos de Tahat, acamparon en Tara.
28
Y partidos de Tara, acamparon en Mitca.
29
Y partidos de Mitca, acamparon en Hasmona.
30
Y partidos de Hasmona, acamparon en Moserot.
31
Y partidos de Moserot, acamparon en Bene-jaacán.
32
Y partidos de Bene-jaacán, acamparon en el monte de Gidgad.
33
Y partidos del monte de Gidgad, acamparon en Jotbata.
34
Y partidos de Jotbata, acamparon en Abrona.
35
Y partidos de Abrona, acamparon en Ezión-geber.
36
Y partidos de Ezión-geber, acamparon en el desierto de Zin, que es Cades.
37
Y partidos de Cades, acamparon en el monte de Hor, en la extremidad de la tierra de Edom.
38
Y subió Aarón el sacerdote al monte de Hor, conforme al dicho del SEÑOR, y allí murió a los cuarenta años de la salida de los hijos de Israel de la tierra de Egipto, en el mes quinto, en el primero del mes.
39
Y era Aarón de edad de ciento veintitrés años, cuando murió en el monte de Hor.
40
Y el cananeo, rey de Arad, que habitaba al mediodía en la tierra de Canaán, oyó como habían entrado los hijos de Israel.
41
Y partidos del monte de Hor, acamparon en Zalmona.
42
Y partidos de Zalmona, acamparon en Punón.
43
Y partidos de Punón, acamparon en Obot.
44
Y partidos de Obot, acamparon en Ije-abarim;
en el término de Moab.
45
Y partidos de Iim, acamparon en Dibón-gad.
46
Y partidos de Dibón-gad, acamparon en Almón-diblataim.
47
Y partidos de Almón-diblataim, acamparon en los montes de Abarim, delante de Nebo.
48
Y partidos de los montes de Abarim, acamparon en los campos de Moab, junto al Jordán de Jericó.
49
Finalmente acamparon junto al Jordán, desde Bet-jesimot hasta Abel-sitim, en los campos de Moab.
50
¶ Y habló el SEÑOR a Moisés en los campos de Moab junto al Jordán de Jericó, diciendo:
51
Habla a los hijos de Israel, y diles: Cuando hubiereis pasado el Jordán a la tierra de Canaán,
52
echaréis a todos los moradores de la tierra de delante de vosotros, y destruiréis todas sus pinturas, y todas sus imágenes de fundición destruiréis, y destruiréis todos sus altos;
53
y echaréis a los moradores de la tierra, y habitaréis en ella;
porque yo os la he dado para que la heredéis.
54
Y heredaréis la tierra por suertes por vuestras familias;
a la familia de muchos daréis mucho por su heredad, y a la familia de pocos daréis poco por su heredad;
donde le saliere la suerte, allí la tendrá;
por las tribus de vuestros padres heredaréis.
55
Y si no echareis a los moradores de la tierra de delante de vosotros, sucederá que los que dejareis de ellos serán por aguijones en vuestros ojos, y por espinas en vuestros costados, y os afligirán sobre la tierra en que vosotros habitareis.
56
Y será, como yo pensé hacerles a ellos, haré a vosotros.