Salmo de David.

1
El SEÑOR, ¿quién habitará en tu tabernáculo? ¿Quién residirá en el monte de tu santidad?
2
El que anda en integridad, y obra justicia, y habla verdad en su corazón.
3
El que no revolvió con su lengua, ni hizo mal a su prójimo, ni levantó vergüenza contra su prójimo.
4
Aquel a cuyos ojos es menospreciado el vil;
mas honra a los que temen al SEÑOR;
juró en daño suyo, y no mudó.
5
Quien su dinero no dio a usura, ni contra el inocente tomó soborno.
El que hace estas cosas, no resbalará para siempre.