Salmo de David.

1
Dad al SEÑOR, oh hijos de fuertes, dad al SEÑOR la gloria y la fortaleza.
2
Dad al SEÑOR la gloria de su nombre;
humillaos al SEÑOR en la gloria de la santidad.
3
Voz del SEÑOR sobre las aguas;
el Dios de gloria hizo tronar;
el SEÑOR sobre las muchas aguas.
4
Voz del SEÑOR con potencia;
voz del SEÑOR con gloria.
5
Voz del SEÑOR que quebranta los cedros;
y quebrantó el SEÑOR los cedros del Líbano.
6
Y los hizo saltar como becerros;
al Líbano y al Sirión como hijos de unicornios.
7
Voz del SEÑOR que corta llamas de fuego.
8
Voz del SEÑOR que hará temblar el desierto;
hará temblar el SEÑOR el desierto de Cades.
9
Voz del SEÑOR que hará estar de parto a las ciervas, y desnudará los bosques;
y en su templo todos los suyos le dicen gloria.
10
El SEÑOR preside en el diluvio, y se asentó el SEÑOR por rey para siempre.
11
El SEÑOR dará fortaleza a su pueblo;
el SEÑOR bendecirá a su pueblo en paz.