Al Vencedor: de David, para acordar.

1
Oh Dios, acude a librarme;
apresúrate, oh Dios, a socorrerme.
2
Sean avergonzados y confusos los que buscan mi vida;
sean vueltos atrás y avergonzados los que mi mal desean.
3
Sean vueltos en pago de su afrenta los que dicen: ¡Ah! ¡Ah!
4
Gócense y alégrense en ti todos los que te buscan;
y digan siempre los que aman tu salud: Engrandecido sea Dios.
5
Yo soy pobre y menesteroso;
apresúrate a mí, oh Dios.
Ayuda mía y mi libertador eres tú;
oh SEÑOR, no te detengas.