1
Y sucedió que en el año cuatrocientos ochenta después que los hijos de Israel salieron de la tierra de Egipto, en el cuarto año del reinado de Salomón sobre Israel, en el mes de Zif, que es el segundo mes, comenzó él a edificar la casa del Señor.
2
La casa que el rey Salomón edificó para el Señor tenía sesenta codos de largo, veinte codos de ancho y treinta codos de alto.
3
Y el pórtico delante de la nave del templo tenía veinte codos de largo, conforme al ancho de la casa, y su ancho al frente de la casa era de diez codos.
4
También para la casa hizo ventanas con celosías.
5
Junto a la pared de la casa edificó pisos alrededor de las paredes de la casa, tanto de la nave como del santuario interior, e hizo cámaras laterales en derredor.
6
El piso inferior tenía cinco codos de ancho, y el del medio tenía seis codos de ancho, y el tercero tenía siete codos de ancho;
porque por fuera hizo rebajos en la pared de la casa por todo alrededor para no empotrar las vigas en las paredes de la casa.
7
La casa, mientras se edificaba, se construía de piedras preparadas en la cantera;
y no se oyó ni martillo ni hacha ni ningún instrumento de hierro en la casa mientras la construían.
8
La entrada a la cámara lateral inferior estaba al lado derecho de la casa;
y se subía por una escalera de caracol al piso del medio, y del medio al tercero.
9
Edificó, pues, la casa y la terminó;
y cubrió la casa con vigas y tablas de cedro.
10
También edificó pisos junto a toda la casa, cada uno de cinco codos de alto, y estaban asegurados a la casa con vigas de cedro.
11
Y la palabra del Señor vino a Salomón, diciendo:
12
En cuanto a esta casa que estás edificando, si tú andas en mis estatutos, cumples mis ordenanzas y guardas todos mis mandamientos andando en ellos, yo cumpliré mi palabra contigo, la cual hablé a David tu padre,
13
habitaré en medio de los hijos de Israel, y no abandonaré a mi pueblo Israel.


El lugar santísimo

14
Salomón, pues, edificó la casa y la terminó.
15
Luego construyó las paredes de la casa por dentro con tablas de cedro;
desde el suelo de la casa hasta el techo recubrió las paredes interiores de madera;
recubrió también el piso de la casa con tablas de ciprés.
16
Edificó los veinte codos del fondo de la casa con tablas de cedro desde el suelo hasta el techo;
así le edificó el santuario interior, el lugar santísimo.
17
La casa, es decir, la nave delante del santuario interior tenía cuarenta codos de largo.
18
Y por dentro la casa estaba revestida de cedro tallado en forma de calabazas y flores abiertas;
todo era cedro, no se veía la piedra.
19
Entonces preparó el santuario interior dentro de la casa, para colocar allí el arca del pacto del Señor.
20
Y el santuario interior tenía veinte codos de largo, veinte codos de ancho y veinte codos de alto, y lo revistió de oro puro;
y el altar lo recubrió de cedro.
21
Salomón revistió el interior de la casa de oro puro.
Puso cadenas de oro a lo largo del frente del santuario interior, y lo revistió de oro.
22
Revistió de oro toda la casa, hasta que toda la casa estuvo terminada.
También revistió de oro todo el altar que estaba junto al santuario interior.
23
También en el santuario interior hizo dos querubines de madera de olivo, cada uno de diez codos de alto.
24
Un ala del querubín tenía cinco codos y la otra ala del querubín cinco codos;
desde la punta de una de sus alas hasta la punta de la otra de sus alas había diez codos.
25
El otro querubín también medía diez codos;
ambos querubines tenían la misma medida y la misma forma.
26
La altura de uno de los querubines era de diez codos, y asimismo la del otro querubín.
27
Colocó los querubines en medio de la casa interior;
las alas de los querubines se extendían de modo que el ala del uno tocaba una pared y el ala del otro querubín tocaba la otra pared.
Sus otras dos alas se tocaban ala con ala en el centro de la casa.
28
También revistió de oro los querubines.
29
Luego talló todas las paredes de la casa en derredor con grabados de figuras de querubines, palmeras y flores abiertas, el santuario interior y el exterior.
30
Revistió de oro el piso de la casa, el santuario interior y el exterior.
31
Y para la entrada del santuario interior hizo puertas de madera de olivo, el dintel y postes pentagonales.
32
Las dos puertas eran de madera de olivo, y talló en ellas figuras de querubines, palmeras y flores abiertas, y las revistió de oro;
cubrió también de oro los querubines y las palmeras.
33
Hizo además para la entrada de la nave postes cuadrangulares de madera de olivo,
34
y dos puertas de madera de ciprés;
las dos hojas de una puerta eran giratorias, y las dos hojas de la otra puerta también eran giratorias.
35
Talló en ellas querubines, palmeras y flores abiertas, y las revistió de oro bien ajustado a la talladura.
36
Edificó el atrio interior con tres hileras de piedra labrada y una hilera de vigas de cedro.
37
En el cuarto año, en el mes de Zif, se echaron los cimientos de la casa del Señor,
38
y en el año undécimo, en el mes de Bul, que es el mes octavo, la casa fue acabada en todas sus partes y conforme a todos sus planos.
La edificó, pues, en siete años.