Anuncio de la décima plaga

1
Y el Señor dijo a Moisés: Una plaga más traeré sobre Faraón y sobre Egipto, después de la cual os dejará ir de aquí.
Cuando os deje ir, ciertamente os echará de aquí completamente.
2
Di ahora al pueblo que cada hombre pida a su vecino y cada mujer a su vecina objetos de plata y objetos de oro.
3
Y el Señor hizo que el pueblo se ganara el favor de los egipcios.
Además el mismo Moisés era muy estimado en la tierra de Egipto, tanto a los ojos de los siervos de Faraón como a los ojos del pueblo.
4
Y Moisés dijo: Así dice el Señor: “Como a medianoche yo pasaré por toda la tierra de Egipto,
5
y morirá todo primogénito en la tierra de Egipto, desde el primogénito de Faraón que se sienta en su trono, hasta el primogénito de la sierva que está detrás del molino;
también todo primogénito del ganado.
6
“Y habrá gran clamor en toda la tierra de Egipto, como nunca antes lo ha habido y como nunca más lo habrá.
7
Pero a ninguno de los hijos de Israel ni siquiera un perro le ladrará, ni a hombre ni a animal, para que entendáis cómo el Señor hace distinción entre Egipto e Israel.”
8
Y descenderán a mí todos estos tus siervos y se inclinarán ante mí, diciendo: “Sal, tú y todo el pueblo que te sigue”;
y después de esto yo saldré.
Y Moisés salió ardiendo en ira de la presencia de Faraón.
9
Entonces el Señor dijo a Moisés: Faraón no os escuchará, para que mis maravillas se multipliquen en la tierra de Egipto.
10
Y Moisés y Aarón hicieron todas estas maravillas en presencia de Faraón;
con todo, el Señor endureció el corazón de Faraón, y éste no dejó salir de su tierra a los hijos de Israel.