Profecías contra naciones vecinas

1
Y vino a mí la palabra del Señor, diciendo:
2
Hijo de hombre, pon tu rostro hacia los hijos de Amón, y profetiza contra ellos,
3
y di a los hijos de Amón: “Oíd la palabra del Señor Dios.
Así dice el Señor Dios: ‘Por cuanto dijiste: “¡Ajá!” contra mi santuario cuando era profanado, y contra la tierra de Israel cuando era desolada, y contra la casa de Judá cuando iba en cautiverio,
4
por tanto, he aquí, te entregaré por posesión a los hijos del oriente, y asentarán en ti sus campamentos y pondrán en ti sus tiendas;
ellos comerán tus frutos y ellos beberán tu leche.
5
‘Yo haré de Rabá un pastizal para camellos, y de las ciudades de los hijos de Amón un descansadero para rebaños.
Y sabréis que yo soy el Señor.’
6
Porque así dice el Señor Dios: ‘Por haber batido palmas y golpeado con tus pies, por haberte alegrado con todo el escarnio de tu alma contra la tierra de Israel,
7
por tanto, he aquí, yo he extendido mi mano contra ti y te daré por despojo a las naciones;
te cortaré de entre los pueblos y te exterminaré de entre las tierras.
Te destruiré;
y sabrás que yo soy el Señor.’
8
Así dice el Señor Dios: ‘Por cuanto Moab y Seir dicen: “He aquí, la casa de Judá es como todas las naciones”,
9
por tanto, he aquí, voy a abrir el flanco de Moab y privarla de sus ciudades, de las ciudades que están en sus fronteras, la gloria de la tierra, Bet-jesimot, Baal-meón y Quiriataim,
10
y la daré en posesión a los hijos del oriente, junto con los hijos de Amón, para que los hijos de Amón no sean recordados más entre las naciones.
11
Haré juicios contra Moab, y sabrán que yo soy el Señor.’
12
Así dice el Señor Dios: ‘Por cuanto Edom ha obrado vengativamente contra la casa de Judá, ha incurrido en grave culpa y se ha vengado de ellos,’
13
por tanto, así dice el Señor Dios: ‘Yo extenderé también mi mano contra Edom y cortaré de ella hombres y animales y la dejaré en ruinas;
desde Temán hasta Dedán caerán a espada.
14
Pondré mi venganza contra Edom en mano de mi pueblo Israel, y harán en Edom conforme a mi ira y conforme a mi furor;
así conocerán mi venganza’ —declara el Señor Dios.
15
Así dice el Señor Dios: ‘Por cuanto los filisteos han obrado vengativamente y con desprecio de alma han tomado venganza, destruyendo por causa de perpetua enemistad,’
16
por tanto, así dice el Señor Dios: ‘He aquí, yo extenderé mi mano contra los filisteos, y cortaré a los cereteos y haré perecer a los que quedan en la costa del mar.
17
‘Y ejecutaré contra ellos grandes venganzas con terribles represiones;
y sabrán que yo soy el Señor cuando haga venir mi venganza sobre ellos.’”