División del resto del territorio

1
Entonces toda la congregación de los hijos de Israel se reunió en Silo, y levantaron allí la tienda de reunión;
y la tierra estaba sometida delante de ellos.
2
Y quedaban siete tribus de los hijos de Israel que no habían repartido su heredad.
3
Dijo, pues, Josué a los hijos de Israel: ¿Hasta cuándo pospondréis el entrar a tomar posesión de la tierra que el Señor, el Dios de vuestros padres, os ha dado?
4
Escoged tres hombres de cada tribu, a quienes yo enviaré, y ellos se levantarán y recorrerán la tierra, y harán una descripción de ella según su heredad;
entonces volverán a mí.
5
Y la dividirán en siete partes;
Judá se quedará en su territorio en el sur, y la casa de José se quedará en su territorio en el norte.
6
Y describiréis la tierra en siete partes, y me traeréis aquí la descripción.
Y yo os echaré suertes aquí delante del Señor nuestro Dios.
7
Pues los levitas no tienen porción entre vosotros porque el sacerdocio del Señor es su herencia.
Gad, Rubén y la media tribu de Manasés también han recibido su herencia al otro lado del Jordán hacia el oriente, la cual les dio Moisés, siervo del Señor.
8
Entonces los hombres se levantaron y partieron, y Josué ordenó a los que salieron a describir la tierra, diciendo: Id y recorred la tierra, y describidla y volved a mí;
entonces os echaré suertes aquí en Silo delante del Señor.
9
Y los hombres fueron y recorrieron la tierra y la describieron por ciudades en siete partes en un libro;
y vinieron a Josué en el campamento en Silo.
10
Y Josué les echó suertes en Silo delante del Señor, y allí Josué repartió la tierra a los hijos de Israel conforme a sus divisiones.
11
Y salió la suerte de la tribu de los hijos de Benjamín conforme a sus familias, y el territorio de su suerte estaba entre los hijos de Judá y los hijos de José.
12
Y su límite por el lado norte comenzaba en el Jordán, subía por el lado de Jericó al norte, ascendía por la región montañosa hacia el occidente y terminaba en el desierto de Bet-avén.
13
De allí el límite seguía hasta Luz, por el lado sur de Luz, es decir, Betel;
y el límite bajaba hasta Atarot-adar, cerca del monte que está al sur de Bet-horón de abajo.
14
Y el límite doblaba allí y se extendía hacia el sur por el lado occidental, desde el monte que está frente a Bet-horón hacia el sur;
y terminaba en Quiriat-baal, es decir, Quiriat-jearim, ciudad de los hijos de Judá.
Este era el límite occidental.
15
Y por el lado sur, desde el extremo de Quiriat-jearim, el límite seguía hacia el occidente e iba hasta la fuente de las aguas de Neftoa.
16
Entonces el límite bajaba hasta la orilla del monte que está en el valle de Ben-hinom, que está en el valle de Refaim hacia el norte;
y bajaba al valle de Hinom, hasta la ladera del jebuseo hacia el sur, y bajaba hasta En-rogel.
17
Luego doblaba hacia el norte e iba hasta En-semes y hasta Gelitot, que está frente a la subida de Adumín, y bajaba hasta la piedra de Bohán, hijo de Rubén,
18
continuaba por el lado frente al Arabá hacia el norte y bajaba hasta el Arabá.
19
El límite seguía por el lado de Bet-hogla hacia el norte, y terminaba en la bahía norte del mar Salado, en el extremo sur del Jordán.
Este era el límite sur.
20
El Jordán era su límite al lado oriental.
Esta fue la heredad de los hijos de Benjamín, conforme a sus familias y conforme a sus límites alrededor.
21
Y las ciudades de la tribu de los hijos de Benjamín, conforme a sus familias, eran: Jericó, Bet-hogla, Emec-casis,
22
Bet-arabá, Zemaraim, Betel,
23
Avim, Pará, Ofra,
24
Quefar-haamoni, Ofni y Geba;
doce ciudades con sus aldeas.
25
Gabaón, Ramá, Beerot,
26
Mizpa, Cafira, Mozah,
27
Requem, Irpeel, Tarala,
28
Zela, Elef, Jebús, es decir, Jerusalén, Guibeá y Quiriat;
catorce ciudades con sus aldeas.
Esta fue la heredad de los hijos de Benjamín conforme a sus familias.