La ley de las ofrendas de paz

1
“Si su ofrenda es un sacrificio de las ofrendas de paz, si la ofrece del ganado, sea macho o hembra, sin defecto la ofrecerá delante del Señor.
2
Pondrá su mano sobre la cabeza de su ofrenda y la degollará a la puerta de la tienda de reunión, y los sacerdotes hijos de Aarón rociarán la sangre sobre el altar por todos los lados.
3
“Y del sacrificio de las ofrendas de paz presentará una ofrenda encendida al Señor: la grasa que cubre las entrañas y toda la grasa que hay sobre las entrañas,
4
los dos riñones con la grasa que está sobre ellos y sobre los lomos, y el lóbulo del hígado, que quitará con los riñones.
5
“Y los hijos de Aarón lo quemarán en el altar, sobre el holocausto que está sobre la leña en el fuego;
es una ofrenda encendida de aroma agradable para el Señor.
6
Pero si su ofrenda como sacrificio de las ofrendas de paz para el Señor es del rebaño, sea macho o hembra, sin defecto la ofrecerá.
7
“Si ha de presentar un cordero como su ofrenda, lo ofrecerá delante del Señor.
8
Pondrá su mano sobre la cabeza de su ofrenda y la degollará delante de la tienda de reunión, y los hijos de Aarón rociarán su sangre sobre el altar por todos los lados.
9
“Y del sacrificio de las ofrendas de paz, traerá una ofrenda encendida al Señor: la grasa, la cola entera, que cortará cerca del espinazo, la grasa que cubre las entrañas y toda la grasa que hay sobre las entrañas,
10
los dos riñones con la grasa que está sobre ellos y sobre los lomos, y el lóbulo del hígado, que quitará con los riñones.
11
“Y el sacerdote lo quemará sobre el altar como alimento;
es ofrenda encendida para el Señor.
12
“Si su ofrenda es una cabra, la ofrecerá delante del Señor;
13
pondrá su mano sobre su cabeza y la degollará delante de la tienda de reunión, y los hijos de Aarón rociarán su sangre sobre el altar por todos los lados.
14
“Y de ella presentará su oblación como ofrenda encendida para el Señor: la grasa que cubre las entrañas y toda la grasa que hay sobre las entrañas,
15
los dos riñones con la grasa que está sobre ellos y sobre los lomos, y el lóbulo del hígado, que quitará con los riñones.
16
“Y el sacerdote los quemará sobre el altar como alimento;
es ofrenda encendida como aroma agradable.
Toda la grasa es del Señor.
17
Estatuto perpetuo será por todas vuestras generaciones, dondequiera que habitéis: ninguna grasa ni ninguna sangre comeréis.”