Decisión de vivir rectamente
Salmo de David.


1
La misericordia y la justicia cantaré;
a ti, oh Señor, cantaré alabanzas.
2
Prestaré atención al camino de integridad.
¿Cuándo vendrás, Señor, a mí?
En la integridad de mi corazón andaré dentro de mi casa.
3
No pondré cosa indigna delante de mis ojos;
aborrezco la obra de los que se desvían;
no se aferrará a mí.
4
El corazón perverso se alejará de mí;
no conoceré maldad.
5
Destruiré al que en secreto calumnia a su prójimo;
no toleraré al de ojos altaneros y de corazón arrogante.
6
Mis ojos estarán sobre los fieles de la tierra, para que moren conmigo;
el que anda en camino de integridad me servirá.
7
El que practica el engaño no morará en mi casa;
el que habla mentiras no permanecerá en mi presencia.
8
Cada mañana destruiré a todos los impíos de la tierra,
para extirpar de la ciudad del Señor a todos los que hacen iniquidad.