El Señor exalta al humilde

1
¡Aleluya!
Alabad, siervos del Señor,
alabad el nombre del Señor.
2
Bendito sea el nombre del Señor
desde ahora y para siempre.
3
Desde el nacimiento del sol hasta su ocaso,
alabado sea el nombre del Señor.
4
Excelso sobre todas las naciones es el Señor;
su gloria está sobre los cielos.
5
¿Quién es como el Señor nuestro Dios,
que está sentado en las alturas,
6
que se humilla para mirar
lo que hay en el cielo y en la tierra?
7
El levanta al pobre del polvo,
y al necesitado saca del muladar,
8
para sentar los con príncipes,
con los príncipes de su pueblo.
9
Hace habitar en casa a la mujer estéril,
gozosa de ser madre de hijos.
¡Aleluya!