Los prodigios de Dios en el éxodo

1
Cuando Israel salió de Egipto,
la casa de Jacob de entre un pueblo de lengua extraña,
2
Judá vino a ser su santuario,
Israel, su dominio.
3
Lo miró el mar, y huyó;
el Jordán se volvió atrás.
4
Los montes saltaron como carneros,
y los collados como corderitos.
5
¿Qué te pasa, oh mar, que huyes,
y a ti, Jordán, que te vuelves atrás,
6
a vosotros, montes, que saltáis como carneros,
y a vosotros, collados, que saltáis como corderitos?
7
Tiembla, oh tierra, ante la presencia del Señor,
ante la presencia del Dios de Jacob,
8
que convirtió la roca en estanque de agua,
y en fuente de aguas el pedernal.