Oración en la angustia
Masquil de David, cuando estaba en la cueva.
Plegaria.


1
Clamo al Señor con mi voz;
con mi voz suplico al Señor.
2
Delante de El expongo mi queja;
en su presencia manifiesto mi angustia.
3
Cuando mi espíritu desmayaba dentro de mí,
conociste mi senda.
En la senda en que camino
me han tendido una trampa.
4
Mira a la derecha, y ve,
porque no hay quien me tome en cuenta;
no hay refugio para mí;
no hay quien cuide de mi alma.
5
A ti he clamado, Señor;
dije: Tú eres mi refugio,
mi porción en la tierra de los vivientes.
6
Atiende a mi clamor,
porque estoy muy abatido;
líbrame de los que me persiguen,
porque son más fuertes que yo.
7
Saca mi alma de la prisión,
para que yo dé gracias a tu nombre;
los justos me rodearán,
porque tú me colmarás de bendiciones.