Descendientes de Adán

1
Este es el relato escrito de los descendientes de Adán.
Cuando Dios creó a los seres humanos, los hizo para que fueran semejantes a él mismo.
2
Los creó hombre y mujer, y los bendijo y los llamó «humanos».
3
Cuando Adán tenía ciento treinta años, fue padre de un hijo que era igual a él, su viva imagen, y lo llamó Set.
4
Después del nacimiento de Set, Adán vivió ochocientos años más y tuvo otros hijos e hijas.
5
Adán vivió novecientos treinta años y después murió.
6
Cuando Set tenía ciento cinco años, fue padre de Enós.
7
Después del nacimiento de Enós, Set vivió ochocientos siete años más y tuvo otros hijos e hijas.
8
Set vivió novecientos doce años y después murió.
9
Cuando Enós tenía noventa años, fue padre de Cainán.
10
Después del nacimiento de Cainán, Enós vivió ochocientos quince años más y tuvo otros hijos e hijas.
11
Enós vivió novecientos cinco años y después murió.
12
Cuando Cainán tenía setenta años, fue padre de Mahalaleel.
13
Después del nacimiento de Mahalaleel, Cainán vivió ochocientos cuarenta años más y tuvo otros hijos e hijas.
14
Cainán vivió novecientos diez años y después murió.
15
Cuando Mahalaleel tenía sesenta y cinco años, fue padre de Jared.
16
Después del nacimiento de Jared, Mahalaleel vivió ochocientos treinta años más y tuvo otros hijos e hijas.
17
Mahalaleel vivió ochocientos noventa y cinco años y después murió.
18
Cuando Jared tenía ciento sesenta y dos años, fue padre de Enoc.
19
Después del nacimiento de Enoc, Jared vivió ochocientos años más y tuvo otros hijos e hijas.
20
Jared vivió novecientos sesenta y dos años y después murió.
21
Cuando Enoc tenía sesenta y cinco años, fue padre de Matusalén.
22
Después del nacimiento de Matusalén, Enoc vivió en íntima comunión con Dios trescientos años más y tuvo otros hijos e hijas.
23
Enoc vivió trescientos sesenta y cinco años
24
andando en íntima comunión con Dios.
Y un día desapareció, porque Dios se lo llevó.
25
Cuando Matusalén tenía ciento ochenta y siete años, fue padre de Lamec.
26
Después del nacimiento de Lamec, Matusalén vivió setecientos ochenta y dos años más y tuvo otros hijos e hijas.
27
Matusalén vivió novecientos sesenta y nueve años y después murió.
28
Cuando Lamec tenía ciento ochenta y dos años, fue padre de un hijo varón.
29
Lamec le puso por nombre a su hijo Noé, porque dijo: «Que él nos traiga alivio de nuestro trabajo y de la penosa labor de cultivar esta tierra que el Señor ha maldecido».
30
Después del nacimiento de Noé, Lamec vivió quinientos noventa y cinco años más y tuvo otros hijos e hijas.
31
Lamec vivió setecientos setenta y siete años y después murió.
32
Cuando Noé tenía quinientos años, fue padre de Sem, Cam y Jafet.