Tercer discurso de Bildad

1
A esto respondió Bildad de Súah:
2
«Dios es poderoso e infunde temor;
él pone orden en las alturas de los cielos.
3
¿Pueden contarse acaso sus ejércitos?
¿Sobre quién no alumbra su luz?
4
¿Cómo puede el hombre
declararse inocente ante Dios?
¿Cómo puede alegar pureza
quien ha nacido de mujer?
5
Si a sus ojos no tiene brillo la luna,
ni son puras las estrellas,
6
mucho menos el hombre, simple gusano;
¡mucho menos el hombre, miserable lombriz